Por cruel e inhumana, piden que se baje pena a condenado por delitos sexuales

Al encartado le impusieron 50 años de prisión por ocho hechos de abuso. Ahora, Casación le pidió al a quo que modifique la sentencia.

La Sala I de la Cámara Nacional de Casación Penal confirmó lo resuelto por el Tribunal Oral 16 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que condenó a un hombre que abusó de ocho mujeres, durante 2009.

Sin embargo, si bien los jueces Ana María Figueroa, Luis María Cabral y Juan Carlos Gemignani coincidieron en la calificación de los hechos y en la responsabilidad del acusado en todos los casos, los dos primeros consideraron que la pena a 50 años de prisión implicaba “un trato cruel e inhumano” e infringía pactos internacionales.

Así, por mayoría, el máximo tribunal en lo penal del país ordenó que la causa vuelva al tribunal de sentencia para que fije una nueva sanción. La abogada del Programa de Patrocinio de Querellas Para Víctimas de Delitos Graves (Propaque), Deborah Huczek, valoró que el fallo tiene contradicciones y anunció que lo recurrirá ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La letrada representó a una de las jóvenes ofendidas.

Cuando ocurrieron los hechos, el imputado estaba en libertad condicional, ya que pesaba contra él otra condena a cuatro años de prisión, y también tenía causas pendientes.

La condena que le impuso el a quo en junio de 2011 fue casada tanto por la defensa como por la fiscalía. Sobre el monto de la pena, ambas estimaron que una pena tan alta “atentaba contra la finalidad resocializadora” y opinaron que el máximo imponible de años sería 30.

Por el contrario, los abogados de las víctimas, entre ellos los del Propaque, argumentaron que la sanción era constitucional.

Artículos destacados