Los judiciales volverán a elegir su secretario general

El gremio de los Empleados Judiciales de la Provincia de Córdoba renovará sus autoridades en una elección que se realizará el próximo 10 de octubre y que tendrá este año dos listas que competirán por la representación de los más de cuatro mil trabajadores que tiene el Poder Judicial cordobés, 1.500 de los cuales se encuentran afiliados a la entidad.
Entre los candidatos a secretario General se encuentra Irina Santesteban, de la lista “Unidad Judiciales en Marcha”, y el actual dirigente Martín Carabajal -a cargo del gremio judicial desde 1997-, por la lista “Celeste y Blanca- Acción Judicial” .
Aunque con plataformas dispares, ambas agrupaciones coincidieron en la necesidad de negociar salarios en el marco de un convenio colectivo de trabajo y ajustarlos con el mismo sistema que regía en la década del 70: atados a un porcentual (a determinar por categoría) del salario de un vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Propuestas

En diálogo con Comercio y Justicia, Carabajal reivindicó su gestión recordando que desde 2005 a esta parte, los sueldos de los empleados del Poder Judicial se duplicaron, las sumas no remunerativas fueron incorporadas al básico y los salarios “prácticamente” se equipararon con los de sus pares de la Nación. Además, recordó que se produjeron en los últimos tres años 2.247 ascensos, convirtiendo la planta judicial en “casi un rectángulo” con 350 agentes por cada una de las ocho categorías que integran la carrera judicial.
En este contexto, el actual secretario General advirtió que, de resultar elegido, continuará trabajando en la reivindicación salarial, cuyos aumentos, pretenden, estén atados a la inflación del país, y en culminar con el proceso de “blanqueo”. Carabajal aseguró, además, que buscarán brindar más cursos de capacitación para sus afiliados y definir cuáles son las áreas “insalubres” dentro del Poder Judicial.

Cambios

La lista de Irina Santesteban planteó como eje fundamental de su plataforma la “democratización de la asociación gremial y la democratización de la relación con sus superiores”.
Para sus militantes, brindar más y mejores servicios a sus afiliados es fundamental. En tal sentido, entendieron que es necesario comenzar a pensar en la creación de una guardería para los hijos de los afiliados, hacer convenios con comercios, otorgar mayores prestaciones de salud y brindar cursos de capacitación.

Artículos destacados