Las fuerzas de seguridad podrán hacer escuchas en causas de narcotráfico

La intervención deberá ser pedida a un juez. En una primera etapa, Policía Federal quedó habilitada para la tarea. Luego se sumarán Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeronáutica

La Corte Suprema de Justicia de la Nación habilitó locutorios para escuchas telefónicas online en la sede de la Policía Federal para intervenir sólo en casos de narcotráfico y otros delitos graves, con el fin de agilizar las causas. Apuntan además a implementarlo con la Gendarmería, la Prefectura y la Policía de Seguridad Aeronáutica
Las escuchas se hacían hasta ahora en la sede de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (Dajudeco, más conocida como «Ojota»), ubicada en la avenida de los Incas 3834, en la Capital Federal. Sin embargo, las fuerzas de seguridad pidieron tenerlos en sus propias sedes para poder intervenir en forma más rápida en los delitos.
En la actualidad, la Dajudeco mantiene unas 5.000 líneas telefónicas intervenidas por orden de jueces federales y provinciales.
Cuando no existe una urgencia, el equipo de la Dajudeco graba y luego envía los audios al juez, pero cuando se trata de un delito en que está en juego la vida de una persona u otro elemento de gravedad las fuerzas de seguridad requieren de otro tipo de tratamiento.
Funcionarios del Gobierno aclararon que la intervención de un teléfono debe ser pedida por un juez, quien tiene que especificar a qué fuerza delega la tarea y el nombre de los efectivos que tendrán acceso a las escuchas en un estricto marco de confidencialidad, entre otras medidas de seguridad. Además, para entrar a los boxes hay un control biométrico y registros de aquellos que estén autorizados a escuchar o desgrabar las cintas.

Artículos destacados