Clínica Diquecito apuesta al crecimiento en el mercado internacional

2018. Con instalaciones renovadas y el lanzamiento de programas de vanguardia, la clínica destacó que cerró un año “muy positivo”.

El objetivo de la entidad es aprovechar las ventajas cambiarias que ofrece hoy el país para su rubro y que han colocado sus servicios a precios muy competitivos en el exterior

En el marco de su 73º aniversario, Clínica Diquecito se propuso como principal desafío, continuar con su posicionamiento en el exterior. Según la entidad, esta iniciativa apunta a “aprovechar las ventajas cambiarias que ofrece actualmente el país y que han colocado a sus servicios a precios muy competitivos en términos internacionales”.
“En pocos lugares del mundo se puede acceder a servicios de salud como los nuestros, y a precios tan convenientes como los actuales; es por ello que queremos potenciar esta senda sobre la cual ya venimos trabajando desde hace años, pero que ha ganado un valor diferente desde la segunda quincena de 2018”, expresó a Comercio y Justicia Priscila Busse Grawitz, gerente General de Clínica Diquecito.
“Estamos muy felices por este nuevo aniversario, y por estar más a la vanguardia que nunca. Como siempre decimos, tener más de siete décadas de vida no es sólo un gran logro al que no muchas empresas llegan sino que también nos da un bagaje de experiencia que nos permite estar siempre a la delantera”, agregó Busse Grawitz, hija del fundador de la clínica, quien destacó que la clave para esto es “combinar el conocimiento de tantos años con las nuevas ideas de gente joven que se ha sumado a nuestro equipo y nos ha permitido reinventarnos”.
Con instalaciones totalmente renovadas, y el reciente lanzamiento de programas de vanguardia como así también de planes que han facilitado el acceso por parte de los pacientes a sus tratamientos, la clínica destacó que cerró un año “muy positivo”.

La institución especializada en el tratamiento de las llamadas “afecciones de la posmodernidad” (sobrepeso y obesidad, obesidad infanto-juvenil; estrés y burn out, adicciones, tabaquismo y otras), destacó que en 2018 se incrementó el número de pacientes internacionales, atraídos no sólo por las ventajas propias que ofrece el lugar sino también por el fuerte posicionamiento que ha logrado en la región y por las actuales ventajas cambiarias.
Uno de los momentos más importantes de la institución en el último año fue el lanzamiento de su programa “ADN – Medicina de Precisión”, que permite personalizar al máximo el tratamiento a partir de la información que provee el propio ADN del paciente, así como diseñar un plan de alimentación y hábitos de vida que permiten evitar o retrasar la aparición de ciertas enfermedades y/o tendencia a la ganancia de peso. Este programa es único en la región.
Asimismo, la entidad lanzó planes muy accesibles para simplificar el acceso de numerosas personas a los servicios médicos de la clínica. Uno de ellos es el “Plan 10/10”, un sistema de ahorro con pago fragmentado que posibilita congelar el precio del programa pese a la inflación, gracias a la programación anticipada.
Además, la institución culminó un ambicioso plan de mejora de las instalaciones, iniciado en 2016, el cual ha elevado drásticamente su estándar en términos hoteleros, ofreciendo a sus huéspedes habitaciones y espacios comunes de primer nivel.

Artículos destacados