Falta de anotación permite a propietario pedir desalojo

Al revocar una resolución por la cual se denegó el pedido de un particular de que se dicte sentencia en el juicio de desalojo que promovió, por cuanto el inmueble fue declarado de utilidad pública a los fines de expropiación, la Cámara 4ª Civil y Comercial de Córdoba ordenó al tribunal de origen proseguir con los trámites del desahucio, tras advertir que aún no se llevó a cabo la “anotación de la litis expropiatoria” ante el Registro de la Propiedad, por lo que -ante esa condición- “el propietario del bien puede ejercer todos los actos jurídicos sustanciales y presentar todas las demandas que su condición de propietario le permiten”.
En la causa “Establecimientos Five SAA y F c/ Pino, Patricia y otros -desalojo”, la firma accionante apeló la decisión del juzgado de primera instancia que denegó el pedido de pase a fallo por entender que “los eventuales derechos del particular afectado por la decisión legislativa deben ser ventilados por la vía correspondiente (artículos 11 y concordantes de la ley 6394)”, dado que el inmueble en cuestión fue declarado de utilidad pública.

La citada Cámara, integrada por Cristina González de la Vega de Opl, Miguel Ángel Bustos Argañarás y Raúl Fernández, anuló la decisión y ordenó “se continúe la causa conforme su estado”.
El Órgano de Alzada examinó que “el recaudo de promoción y anotación de la litis expropiatoria no se encuentra acreditado en autos” y solamente a partir de dicha anotación “el bien queda indisponible para el propietario, no antes”.
Así, se estableció que “el hecho que se haya dictado ley de expropiación no importa, por sí solo, la indisponibilidad del bien para el propietario y, consiguientemente, de su derecho a obtener la meritación de los demás elementos atinentes a la demanda de desalojo en cuestión”.

“El bien queda sustraído del comercio desde el momento en que la litis se anota en el Registro General de la Propiedad” y “a tal oportunidad se refiere expresamente la Ley de Expropiación provincial, la cual prevé la indisponibilidad e inembargabilidad del objeto de la expropiación desde el instante mismo en que la litis sea registrada en forma”, agregó el fallo.

Artículos destacados