Error del piloto ocasionó caída de la avioneta en La Cumbre

Una mala maniobra del piloto fue lo que provocó el accidente aéreo ocurrido a mediados de 2007 en el aeroclub de la localidad de La Cumbre -a unos 100 kilómetros de la capital provincial- que terminó con la vida de tres personas.
Según la pericia realizada por la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil -encargada de analizar las causas del siniestro-, se determinó que quien operaba el bimotor -máquina que cumplía las funciones de taxi aéreo- realizó “una maniobra apresurada”, lo cual generó un “mal despegue” de la nave, con las consecuencias ya conocidas.
De acuerdo con el expediente, el piloto Roberto Mario Lucero no realizó un recorrido acabado de la pista, se desvió del eje de despegue y, debido a ello, terminó cayendo en un campo cercano.

Las conclusiones a las que arribaron los técnicos -y a las que accedió Comercio y Justicia– motivaron que el fiscal federal Nº 1 de Córdoba, Enrique Senestrari, diera por cerrada la causa, con el sobreseimiento, por fallecimiento, de Lucero.
Cabe recordar que en el siniestro perdieron la vida, además, quienes acompañaban al piloto, Bartolomé Gustavo Minucci y Claudio Fabián Companys. Los tripulantes de la aeronave, una Beechcraft modelo 58, eran oriundos de la ciudad bonaerense de Ramos Mejía y provenían del aeródromo de San Fernando, hacia donde se dirigían al momento del accidente.

Sin definiciones

Mientras tanto, continúa sin definirse el pedido del fiscal Senestrari, quien en noviembre pasado requirió el procesamiento de cuatro de los imputados que supuestamente fueron negligentes en su actividad en el Aeropuerto Ambrosio Taravella y causaron el accidente de un avión Piper Navajo Chiftain, en el que murieron seis personas y otras tres resultaron heridas, entre ellas varios miembros del equipo Toyota de TC 2000.
El dictamen de Senestrari fue elevado al juez federal N° 1 de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, quien todavía no resolvió, aunque podría hacerlo en las próximas semanas.
Entre los acusados se encuentran: el jefe del Aeropuerto Internacional Ambrosio Taravella, el comodoro Hugo Eduardo Argañaraz; el gerente de Planificación Federal y Seguridad Aeroportuaria perteneciente al Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), comodoro Hugo César Chunco; el observador meteorológico de superficie de la Estación Meteorológica del Aeropuerto, Edgardo Gabriel Mazzieri, y el director de Tránsito Aéreo, José Antonio Álvarez.

En suspenso

Desde noviembre, el juez federal Ricardo Bustos Fierro tiene por resolver la causa del accidente aéreo que les costó la vida a seis personas, entre ellas, varios miembros del equipo Toyota TC 2000.

A diferencia del siniestro en La Cumbre, en el caso del aeropuerto Ingeniero Ambrosio Taravella, el fiscal Senestrari (foto) determinó que existió responsabilidad del jefe del aeropuerto y otros funcionarios que tenían que velar por la seguridad de los pasajeros.

Artículos destacados