En tres años se redujo casi dos tercios la cantidad de secuestros extorsivos en el país

Se registraron 111 hechos en 2018 que afectaron a 131 personas. En siete de cada diez casos las víctimas recuperaron su libertad después de pagar el recate. En Córdoba no se registraron delitos de este tipo

Por tercer año consecutivo, en 2018 volvió a bajar la cantidad de secuestros extorsivos en el país, según informó la Unidad Fiscal Especializada en esos delitos (Ufese), a cargo del fiscal federal Santiago Marquevich.
De acuerdo con un documento publicado por el Ministerio Público, se investigaron 111 secuestros extorsivos en el país, 74 secuestros menos que el año anterior cuando se registraron 185 casos de este tipo. En 2016 fueron investigados 227 casos, mientras que en 2015 se consignaron 294 hechos, más del doble que el año pasado.
Las ciudades bonaerenses de Lomas de Zamora y Morón figuran como las jurisdicciones que más hechos registraron -29 cada una- mientras que en Quilmes se investigaron 13 secuestros extorsivos. Por su parte, la justicia federal de la Ciudad de Buenos Aires intervino en 11 sucesos, mientras que la jurisdicción de Tres de Febrero registró nueve secuestros extorsivos.
El informe también consigna que hubo seis secuestros en jurisdicción de la Fiscalía Federal de Hurlingham, que Rosario y San Isidro investigaron tres hechos cada una, mientras que en Mendoza hubo dos denuncias por este tipo de ilícito.

Finalmente, las estadísticas señalan que las jurisdicciones de Campana, Formosa, Misiones, San Nicolás, Santa Fe y Tucumán intervinieron, cada una, en un secuestro. No hubo ningún hecho registrado en Córdoba.
De los 111 hechos relevados por la Ufese –con base en la información remitida por las distintas fiscalías que investigaron los hechos- surge que 57% de los casos ocurrieron en la franja horaria que va de las 18 hasta la medianoche; 15% sucedió entre las 6 y las 12; 14%, entre el mediodía y 18 y sólo 13% aconteció en la franja horaria que va desde la medianoche hasta las 6 de la mañana.
Además, el informe afirmó que hubo 131 víctimas y que en 81% de los hechos investigados los captores privaron de su libertad a una sola persona y, en 17% a más de dos víctimas. También de esas 131 personas cautivas, 86 fueron hombres y 45 mujeres.
Con relación a la cantidad de personas involucradas en cada secuestro extorsivo, las cifras señalan que en 98 hechos intervinieron más de tres personas. Asimismo, en 68% de los casos las víctimas recobraron su libertad luego de que se pagase rescate. En 28% de los delitos las víctimas fueron liberadas sin pago y hubo cuatro hechos en los que ello no pudo determinarse si hubo pago de rescate.

Artículos destacados