Crece la cantidad de jóvenes, mujeres y transexuales con prisión preventiva

En los varones de entre 18 y 21 años la cifra asciende a 84%. El número creció cinco puntos desde abril último. En el caso de las mujeres, representa 66,4% de la población femenina.

De los jóvenes de entre 18 y 21 años detenidos en las cárceles federales, 84,1 por ciento no tiene condena firme, y alcanza 66,4 por ciento la población femenina que está encarcelada preventivamente, según el último informe de la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin), con base en datos del 30 de mayo pasado.

Si se toma el universo de los detenidos, el estudio remarca que casi 60 por ciento de las 10.074 personas privadas de libertad en cárceles federales está detenido con prisión preventiva. La situación se agrava respecto de los 3.467 que están encerrados en esos lugares a disposición de jueces federales: sólo 26,6 por ciento tiene sentencia, mientras que 73,4 por ciento está allí preventivamente. De esa forma, el Poder Judicial de la Nación “supera en 14 por ciento la media de personas” en esa condición, indica el informe al que accedió Comercio y Justicia.

El trabajo, realizado todos los meses por el área de Registro y Bases de Datos de la Procuvin, sistematiza los partes semanales remitidos al organismo por el Servicio Penitenciario Federal respecto de la población de las 28 cárceles y las 10 alcaidías que dependen de esa institución en todo el país.

La situación procesal de las personas detenidas en cárceles federales pero a disposición de jueces porteños no federales (Justicia nacional) indica que sólo 45,1 por ciento de los 5.891 individuos que integran ese colectivo fue condenado, mientras que la gran mayoría de los detenidos que dependen de jueces provinciales encerrados en cárceles federales (716) ha sido condenada en 66,9 por ciento.

“Son indicadores graves, mucho más cuando el modo de ejecución de esas prisiones preventivas es gravoso y con afectación de otros derechos; no sólo la libertad sino también la salud, la educación y el trabajo, y las personas están expuestas a dinámicas institucionales violentas”, evaluó el titular de la Procuvin, Abel Córdoba.

Mujeres, jóvenes y trans
Las mujeres (746 del total) y los jóvenes adultos (429) aparecen como los grupos más vulnerados. De la población femenina, 66,4 por ciento está encarcelado preventivamente y sólo 33,6 por ciento fue condenado. En los jóvenes de entre 18 y 21 años la diferencia es abismal: sólo 15,9 por ciento recibió condena y 84,1 por ciento está procesado.

La situación de los jóvenes revela el incremento de los encarcelamientos preventivos dictados por los jueces nacionales y federales respecto a personas de ese rango etario encerradas en establecimientos federales. Desde que la Procuvin comenzó a registrar esta variable, en octubre del año pasado, el porcentaje creció cinco puntos.

De esos jóvenes, 76,9 por ciento está detenido a disposición de jueces porteños no federales; 20,8 por ciento, de jueces federales; y 2,3 por ciento, de magistrados provinciales.
En el sistema penitenciario federal se aloja a 16 personas trans, todas mayores de edad, encerradas en el Módulo VI del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza. Sólo una de ellas tiene condena firme. Esta población se incrementó en cinco personas respecto de abril.

“El hecho de que la población de mujeres, jóvenes y trans sean los destinatarios de valoraciones más severas por parte del sistema judicial y de los mecanismos de evaluación de tratamiento penitenciario nos confirma y revela que se los considera no sólo más peligrosos sino también con menos derechos, y a partir de este relevamiento evaluamos que en la materia está pendiente la vigencia concreta de derechos fundamentales y que esto, lejos de ser producto de evoluciones pendientes, refleja una política criminal concreta y que ha sido objetada desde organismos internacionales”, valoró el fiscal Córdoba.

Artículos destacados