Con la declaración de tres testigos comenzó el juicio de Mariana Ellena

Coincidieron en que los autos que corrían una picada cuando atropellaron a la joven iban a velocidad excesiva. El debate sobre si hubo dolo o culpa comenzó en el juzgado Correccional Nº4.

El juicio por la trágica muerte de la joven estudiante de Educación Física Mariana Ellena -atropellada en 2011 en el centro de Córdoba por un Fiat 147 que supuestamente corría una picada con otro auto- comenzó ayer con la declaración de tres testigos.

Al iniciar el debate, los dos acusados negaron los hechos y se abstuvieron de declarar.

El principal acusado es C.M.B., un joven de 18 años que al momento del hecho tenía 16 años y era quien manejaba el 147 blanco que atropelló a Mariana Ellena.

El muchacho es juzgado por homicidio culposo agravado y conducción peligrosa en prueba de velocidad no autorizada. El otro acusado es Gastón Luca, quien manejaba un Fiat 147 azul y es el otro conductor que supuestamente iba corriendo la picada.

El juicio se desarrolla en el Juzgado Correccional Nº 4 de Córdoba, a cargo de Armando Angeli.

En la primera audiencia declararon tres testigos, quienes coincidieron , con distintas variantes, que ambos autos iban “fuerte” por la Chacabuco. Dos de ellos confirmaron que el 147 blanco “no se detuvo” a ayudar y escapó.

Culpa o dolo
Tal como ocurre en este tipo de casos, se plantea una vez más la polémica sobre lo culposo y lo doloso en materia de accidentes de tránsito.

Los padres de Mariana, quien era oriunda de San Francisco, volvieron a exigir que el caso quede encuadrado como un homicidio con dolo eventual, que haya condenas a prisión efectivas y que el fallo sea “ejemplificador”. En el debate, que se reanudará el jueves próximo, estuvo presente un nutrido grupo de amigos y compañeros de la desafortunada joven.

Artículos destacados