Rentabilidad asegurada: gestionar proyectos

Afirmamos que la diferencia competitiva de las empresas reside en su capital humano y, dentro de éste, en la capacidad de innovación. Toda innovación de producto, proceso, sistema de gestión, reorganización o la mera instrumentación de un nuevo software, etcétera, supone concretar y llevar a cabo un proyecto, es decir un esfuerzo con costos y plazos acotados y con un objetivo de calidad esperada que conmociona a la organización.

Visto así, es indudable que la proyectización en las empresas es un hecho y por lo tanto se deben poner en marcha decisiones para lograr resultados con los menores costos posibles. Siemens declara en 2002 que entre 40% y 50% de su giro económico son proyectos, lo que hace tomar conciencia de la importancia de la gestión de proyectos. Para 2010 se prevé que 25% de PBI mundial se destinará a proyectos.

En este contexto, en 2008, en Estados Unidos sólo 30% de los proyectos logró sus objetivos. Esto coloca a los gestores de proyectos en un desafío más que interesante toda vez que las fallas ocurridos en su gestión implican importantes pérdidas en horas hombre y en dinero. Por ejemplo, la Organización Chaos declaró ya en 1995 que la demora promedio de los proyectos informáticos en EEUU era de 222% y el Standish Group estimó sus sobrecostos en un promedio de 189%.

Las causas de las fallas en los proyectos son de diversa naturaleza y pueden incluir desde problemas de diagnóstico hasta insuficiencias técnicas. Por ello, aprehender las técnicas de gestión de proyectos es una inversión con altos retornos. Implica contar con elementos para poner en marcha habilidades en muchos niveles de gestión para solucionar inconvenientes y encontrar los mejores resultados posibles por el camino más eficiente.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En nuestro país, como en muchas partes del mundo, las empresas cuentan con una gran cantidad de proyectos, pero los resultados distan mucho de ser satisfactorios. Por ello, dedicar recursos para mejorar la performance de los proyectos y asirse de las mejores técnicas de gestión de éstos, permite incrementar el éxito en más de 70%.

Gestionar proyectos es una disciplina que recorre distintas áreas del conocimiento que se interrelacionan y retroalimentan en pos de lograr resultados. ¿En qué consisten estas áreas? Son áreas estratégicas que nos permiten determinar el alcance, por los costos, el tiempo, gestionar la incertidumbre, saber comunicar, gestionar su calidad, manejar los recursos humanos y evaluarlos. Muchos suponen que el manejo de Microsoft Project es suficiente para la Gestión de Proyecto, pero esta herramienta sólo abarca una parte.
El manejo sólido de esta disciplina permite, por ejemplo, poder conocer, llegando a 20% del desarrollo del proyecto, si éste se va a exceder en los costos, o en los plazos y tomar las decisiones adecuadas para cambiar lo que haga falta.

Los proyectos son el centro de la actividad empresarial en estos tiempos de cambio, y por ello forma parte del esfuerzo de la conducción y de la habilidad del liderazgo. Es el factor clave de los negocios, ya que nos permiten llevar exitosamente ideas a la práctica.

“El hombre sabio no es el que tiene muchas ideas, sino el que sabe concretar exitosamente las que puede”

* Ingeniero. Director general de la consultora Scarpatti y Asociados

Artículos destacados