Inminente renuncia de Graciela Ocaña en Salud

Más allá de los porcentajes en los resultados electorales, la renuncia de la Ministra de Salud, Graciela Ocaña se concretaría en las próximas horas. Tras la epidemia del dengue y en plena pandemia de gripe A (H1N1), Ocaña abandonaría entre hoy y mañana la cartera de Salud, sin haber podido resolver la situación de emergencia que atraviesa el sector.
Los profesionales de la salud estiman que las medidas tomadas desde el Ministerio fueron hasta el momento insuficientes para hacer frente a la propagación del virus en nuestro país. De hecho, las últimas recomendaciones de Ocaña para prevenir el contagio durante la jornada electoral, avaladas por especialistas de salud del ámbito universitario, han permanecido en el terreno de las improvisaciones, más que dentro de un esquema preciso de implementación de políticas de salud certeras.

Así lo manifestaron fuentes próximas al Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba, quienes en diálogo con Comercio y Justicia, afirmaron que la recomendación de no concurrir a votar en caso de presentar síntomas, se limitó a un “uso político” de la prevención. Si bien desde la cartera provincial de Salud evitaron realizar declaraciones con respecto a la inminente renuncia de Ocaña, adelantaron a este medio que en Córdoba se lanzará un paquete de medidas para encarar casos graves. “No nos preocupa el número de casos de gripe, sino reducir el número de muertos”, aclararon desde esta repartición pública.
Entretanto, los especialistas coinciden en que lo peor de la epidemia está por venir. En las próximas semanas podría producirse un pico infeccioso. En ese crítico contexto, la ministra Ocaña concretaría su renuncia en la víspera de una nueva reunión del Comité Nacional de Crisis, sin haber resuelto aún la “Emergencia Sanitaria” a nivel nacional. La “Emergencia” podría afectar el dictado de clases en escuelas y el funcionamiento de espacios públicos y privados que impliquen la congregación de personas.

Artículos destacados