Desequilibrio: hombres son mayoría en 63% de empresas

Sólo 38% dice estar desarrollando acciones para revertir esa asimetría mientras 34% expresa no tener necesidad de implementar alguna medida en ese sentido.

Las diferencias entre hombres y mujeres en el ámbito laboral siguen motivando investigaciones que muestran números reveladores de las brechas que aún faltan acortar en materia de género. Basta con analizar que 63% de las empresas de Argentina tienen desequilibrio en este aspecto en su plantilla de personal en favor de los hombres; sólo 38% dice estar desarrollando acciones para revertir esa asimetría mientras que 34% expresa no necesitar una medida al respecto.

Así lo revela la última investigación “La Responsabilidad Social Empresaria en los Recursos Humanos”, publicada por ComunicaRSE y que fue aplicada entre 65 grandes empresas del país.

Este panorama se ve reforzado por la presencia aún marginal de la mujer en las altas instancias de dirección de las compañías.

La intención fue identificar el grado de “institucionalización” que tienen en la empresa los procedimientos tendientes a garantizar la equidad de género.

El trabajo difundido caracteriza cómo es la gestión de recursos humanos en el proceso de selección del personal, la contratación de grupos vulnerables, la discapacidad y, especialmente la igualdad de género.

La intención del informe fue identificar el grado de “institucionalización” que tienen en la empresa los procedimientos tendientes a garantizar la equidad de género ya que tener una política escrita sobre el tema y definir los alcances de ésta posibilita anticipar potenciales conflictos.

¿Y la alta dirección?

A pesar de que las empresas cuentan con más cantidad de empleados varones que mujeres, al ser encuestadas, 79% dijo contar con una política formal de género.

Asimismo, el trabajo reveló que no hay una respuesta contundente ante la tendencia global de implementar programas de empoderamiento de la mujer en la empresa. Sólo 40% de las empresas los instaura.

“Un indicador que muestra el nivel de importancia que alcanzan las mujeres en una organización es su presencia en la alta dirección. Que sean parte de la toma de decisiones al más alto nivel es reconocerles de manera igualitaria sus capacidades y aptitudes en el máximo nivel profesional, al permitirles ir más allá del techo de cristal.

El trabajo muestra que en ningún caso las mujeres son más de 50% de la alta dirección de una empresa”, detalla el documento.

Mobbing maternal

– Conexo con la cuestión de género, aparece “la maternidad en la empresa”. A la  hora de los beneficios, éstas brindan una buena oferta de beneficios asociados con la maternidad pero que no mantiene la misma intensidad y volumen en lo que hace específicamente a las licencias.

– El trabajo constata que el embarazo sigue siendo “la primera causa de despido o amenazas por parte de la empresa” a este colectivo de trabajadoras. Los días de permiso con goce de sueldo para cuestiones vinculadas con los hijos se otorgan en casi la totalidad de las empresas relevadas (98%), mientras que los beneficios brindados a la maternidad más allá de las exigencias legales bajan en una proporción considerable (65%).

Artículos destacados