Conocer el ADN generacional mejora la tolerancia laboral

Existen pautas de trabajo identificatorias para cada franjas etaria. Conocerlas allana la convivencia diaria en oficinas y fábricas.

El disperso mosaico de edades que contiene una empresa y la disparidad de intereses y motivaciones de cada generación  hace que hoy los  responsables de las áreas de Recursos Humanos se preocupen por generar un ambiente laboral donde puedan convivir y complementarse todas las edades, algo que suele ocasionar más de un dolor de cabeza por los cruces e incomprensiones entre unos y otros en la rutina diaria.

Hoy son cuatro las generaciones claramente identificadas : los tradicionales (más de 65 años), los baby boomers (entre 45 y 65 años), la generación X (entre 28 y x generación Y (menores de 28).

“El desafío de las organizaciones es propiciar la comprensión del contexto en el cual se han desarrollado cada una de estas cuatro generaciones conociendo qué es lo que las motiva, de qué forma aprenden, cómo se comunican y cuáles son sus ideales”, advierte Verónica Cuesta Mattos, de Manpower Professional, que la semana pasada coordinó una mesa debate sobre  “Convivencia generacional y el rol de las organizaciones”.

Según precisó a Comercio y Justicia hay cinco pasos para tender un puente sobre la brecha generacional en el trabajo: “ser consciente de los estilos preferidos en el trabajo; adoptar técnicas efectivas de comunicación; identificar las mejores técnicas de retroalimentación; entender las expectativas del balance vida laboral – vida personal y reconocer las diferentes reacciones a los conflictos”.

Interpretar y entender diferencias propias de cada generación es el primer paso para actuar luego sobre las motivaciones de los trabajadores en la oficina o en la fábrica. A continuación, una radiografía de las pautas para trabajar con cada uno de ellos y potenciar su labor.

Tradicionales: mayores de 65 años

–  Valores que priorizan: aprender a vivir con poco.
El ahorro (“guardar para el invierno”).
El patriotismo.
El trabajo duro (“de casa al trabajo y del trabajo a casa”).
Creen en las instituciones y las jerarquías.
El estilo de management que lidera esta generación es el basado en el modelo militar de cadena de mando (top-down); los jefes mandan y los subordinados obedecen.

Baby boomers: entre 45 y 65 años

¿Qué los motiva? Sienten que tienen tiempo limitado para crecer (valoran la velocidad). Dan importancia al plan de carrera. Buscan desafíos. Se están moviendo a una etapa más “contemplativa”. Van hacia una segunda carrera profesional o maestrías.
Pautas para trabajar con ellos: valorarles la  experiencia y dedicación. Suelen ser excelentes instructores. Con ellos, no utilizar sólo la comunicación telefónica, optar por el contacto personal y las reuniones. Los boomers ponen el foco tanto en las relaciones como en los resultados.

Generación X: entre 28 y 44 años

¿Qué los motiva? No esperan, buscan oportunidades que les generen un portfolio de conocimientos y experiencias. Hacen foco en el autodesarrollo profesional.Tienen terror al estancamiento. Valoran ser coacheados.
Pautas para trabajar con ellos: valorarles la talento y experiencia. Al hablarles, ir rápido al punto. Evitar con ellos las reuniones, comunicarse en cambio a través de la tecnología. Darles la mayor autonomía posible y comprender su necesidad de balance laboral-familiar. Alentar un contexto de trabajo abierto e informal y usar la lógica y el análisis en lugar del poder y la autoridad.

Generación Y: menores de 28 años

¿Qué los motiva? Varias carreras, visión multidimensional de las oportunidades. Balancear hobbies, deportes, actividades sociales, programas de voluntariado.
Pautas para trabajar con ellos: generarles oportunidades para un aprendizaje continuo. Reuniones cortas. Usar una forma de comunicación concisa y al punto. Involucrarlos en procesos de cambio. Ofrecer programas de sugerencias, concursos de ideas, contextos innovadores y tecnologías novedosas. Darles libertad para opinar y participar. Dar feedback sobre proceso, resultados y desempeño de manera frecuente.

Artículos destacados