Bonos: «La posible emisión denota un tironeo que se resuelve con dinero»

En la mañana de ayer, el ministro de Finanzas de Córdoba, Angel Mario Elettore, no descartó la posibilidad de emitir cuasimonedas para hacer frente a las obligaciones de fin de año, de cara a los pagos del segundo medio aguinaldo de los empleados estatales y de los proveedores provinciales.

Frente al anuncio y antes de llegar a la ciudad invitado por el Banco Supervielle para disertar en el cóctel de cierre de 2009, José Siaba Serrate, economista y asesor financiero, conversó con Comercio y Justicia al respecto.

“La amenaza denota la existencia de una tensión fiscal entre la Nación y las provincias”, aseguró el especialista. “Es que el Gobierno retiene una creciente mayor parte de la recaudación, parcialmente explicada por los impuestos no coparticipables, pero que tiene que ver con una relación de fuerza que quiere mantener el Gobierno nacional para poder negociar con las provincias”.

– Esta posibilidad complica las negociaciones que está llevando adelante el ministro de Economía, Amado Boudou, con el Club de París y los holdouts por la deuda argentina…

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

– Por supuesto, y eso da cuenta del tironeo que, por otra parte, ya se había dado antes de las elecciones. Además, hay que tener en cuenta que a las provincias les cuesta ser las primeras en la emisión de bonos por toda la ilegalidad que trae aparejada. Hay leyes que impiden la emisión de bonos, y ser la primera tiene su costo.

– ¿Cómo ve la negociación del ministro por la deuda?
– Boudou retomó una idea de 2007 que no pudo darse por la llegada de la crisis internacional. Pero creo que hay que dividirlas: por una parte, la que se lleva adelante con los holdouts permitiría a Argentina obtener dinero fresco, aunque todavía no se sabe si será con la colocación de un nuevo bono a los tenedores o cómo, pero se ve muy factible, con posibilididades de que salga a más tardar en febreo o marzo. Por otra parte, con el Club de París la cosa está más complicada, porque si Argentina quiere renegociar la deuda, los países acreedores parecen no estar dispuestos a revisar el punto que exige la auditoría del Fondo Monetario Internacional del programa financiero nacional, y Argentina parece no estar dispuesta a aceptar este requisito. Asimismo, al parecer las cosas no están para pagar de contado. Es un tema muy sensible.

– ¿Qué implicaría que se pudiera arreglar el tema de la deuda?

– Permitiría a las empresas privadas tomar crédito internacional, acceder a financiamiento a largo plazo y con una tasa de un solo dígito. Esto es crucial para la inversión productiva ya que permitiría financiar fundamentalmente la inversión de las firmas en bienes de capital.

– ¿Cómo avizora el 2010 después que la mayor parte de los analistas consideran que lo peor de la crisis ya pasó?
– Se ve una mejora notable respecto del principio de este año. Las consecuencias fueron mucho menores que las esperadas y la recuperación se dio antes de lo anunciado. Todo esto se logró, a nivel internacional, con mucha política pública que intervino a la baja en las tasas de interés, que estimuló la demanda agregada como herramienta fiscal, y que persiguió la estabilización de las entidades financieras después de la caída de Lehmann Brothers. De esta manera, la recuperación del mercado financiero dio cuenta de un alza de 60% desde marzo de este año hasta ahora. Asimismo, la economía real de la mayor parte de los países del mundo ha crecido desde s

Artículos destacados