Home  >   Arquitectura   >   Nueva solución para tratamiento de líquidos residuales

Nueva solución para tratamiento de líquidos residuales

grafico

La Delegación Córdoba de la Cámara y la Universidad Católica de Córdoba, con el apoyo financiero del Fondo de Competitividad de la Asociación para el Desarrollo Económico de Córdoba (ADEC), presentaron el proyecto “Planta Piloto de Tratamiento de Líquidos Residuales con tecnologías no convencionales, sustentables y descentralizadas”, un trabajo colaborativo inédito que consiste en una alternativa de solución a la compleja problemática socio-ambiental y una alternativa práctica y de gran interés para resolver los retos que se le plantean ante el déficit del recurso hídrico, sobre todo en el área de la ciudad de Córdoba y el Gran Córdoba

Hace unos días se presentó en la Delegación Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción, el proyecto “Planta Piloto de Tratamiento de Líquidos Residuales con tecnologías no convencionales, sustentables y descentralizadas”.
Se trata de un trabajo colaborativo entre la Delegación Córdoba de la Cámara y la Universidad Católica de Córdoba que cuenta con el apoyo financiero del Fondo de Competitividad de la Asociación para el Desarrollo Económico de Córdoba (ADEC) y se trata de una alternativa de solución a la compleja problemática socio-ambiental del tratamiento de líquidos residuales urbanos.
A partir de este anuncio, El Inversor y la Construcción dialogó con Marcela Prone, asesora Técnica de la delegación local de la Cámara Argentina de la Construcción, quien amplió sobre el tema.

¿En qué consiste esta solución?
Se trata de un sistema descentralizado de tratamiento de líquidos cloacales mediante tecnologías modulares combinadas. En este caso se presentó una planta de tratamiento que contiene tres de las tecnologías alternativas disponibles en el mercado de la ciudad de Córdoba, y en el resto del país, que cumplen con todas las características necesarias para un tratamiento eficiente, sustentable y descentralizado, conformado por Biodiscos, MBBR y Lombrifiltros (*).
La aplicación de tecnologías tradicionales de manera aislada no permite alcanzar la calidad exigida del efluente final, por lo que las investigaciones y desarrollos en general intentan abordar el tratamiento combinado de los líquidos residuales en pequeñas urbanizaciones, con la perspectiva de generar modelos eficaces, sostenibles, y de bajo costo.
En este caso, la planta de tratamiento utiliza las cámaras sépticas preexistentes en la zona de estudio, aprovechando sus propiedades de decantación y digestión primaria, y se le acoplan los módulos de tratamiento secundario que son los mencionados biofiltros.

¿Qué posibilidades concretas existen para su aplicación?
El proyecto planteaba la construcción de una planta piloto consistente en un prototipo a escala real de sistemas modulares con capacidad de procesamiento de líquidos residuales generados por 20 personas -cuatro a cinco unidades habitacionales-, escalable hasta alcanzar capacidades acordes con la demanda de servicio, que surgirá de la cantidad de personas que compongan el conglomerado social a resolver en un futuro. Dicha planta prototipo se encuentra actualmente emplazada y en funcionamiento en el campus de la Universidad Católica de Córdoba. Los efluentes tratados se están utilizando para el riego ornamental del predio. A partir de esto, concluimos que el proyecto es 100% aplicable tanto en el ámbito privado por ejemplo para un hotel, un centro comercial o viviendas particulares, condominios, como en el ámbito público para barrios nuevos o existentes de la ciudad de Córdoba que no tengan acceso a la red cloacal.

¿Cómo funciona el mecanismo?
Para tratar eficazmente los líquidos residuales es corriente y fundamental incluir como mínimo tres etapas, que conforman lo que se conoce como planta de tratamiento:
-Tratamiento primario: se reducen aceites, grasas, arenas y sólidos gruesos mediantes sistemas de rejas. También conocido como tratamiento mecánico.
-Tratamiento secundario: en este caso se degrada sustancialmente el contenido orgánico del líquido residual, que deriva los desechos provenientes de excretas humanas, residuos de alimentos, jabones y detergentes. La mayoría de las plantas utilizan procesos biológicos aeróbicos para este fin, debido a su mayor eficiencia.
-Tratamiento terciario: proporciona una etapa final para llevar la calidad del efluente al estándar requerido antes de que éste sea descargado a los receptores en el ambiente (mar, río, lago, campo, etcétera) o en sistemas colectores (cloacas, alcantarillas, etcétera). La desinfección con cloro sigue siendo la forma más común de tratamiento terciario de las aguas residuales debido a su bajo costo y eficacia.
Las tecnologías tradicionales de tratamiento de líquidos residuales como cámaras sépticas, lagunas de estabilización, filtros percoladores, entre otros, no resultan aplicables en ciertos casos particulares, por su impacto ambiental (mala apariencia, generación de olores y peligros) y su complicado mantenimiento. Además, dentro de los sistemas tradicionales, los llamados in situ como zanjas de filtración (o sangrías) y pozos absorbentes no permiten una adecuada remoción de sustancias orgánicas del efluente ni su reúso, pues en ambos casos el líquido escasamente tratado, lixivia a través de la superficie contaminando e imposibilitando la aplicación de un tratamiento terciario o avanzado.

¿Cómo fue el proceso hasta arribar a esta solución?
En primer lugar, se procedió a las pruebas de las tecnologías modulares combinadas con la cámara séptica y, en un segundo lugar, a esta combinación se sumó una segunda etapa en la que, además, se combinaron las tecnologías modulares entre sí para identificar la mejor alternativa de tratamiento.
Se buscaron sistemas de tratamiento descentralizados que se desarrollan específicamente para cada contexto al combinar distintas tecnologías para cerrar el ciclo del saneamiento como parte integral de un ecosistema colaborativo, mediante la separación, tratamiento y reutilización de los residuos sólidos y los efluentes líquidos para riego de todo tipo de zonas verdes (campos de golf, parques, cementerios, etcétera), lavado de automóviles, inodoros, combate de incendios, refrigeración de maquinarias industriales y otros usos similares.
Para observar la eficiencia de los tratamientos, se compararon resultados de análisis en muestras provenientes de la cámara séptica (CS), Biodiscos (BD), MBBR (MB) y Lombrifiltro (LF). La eficiencia depurativa, es decir, la capacidad del sistema de remover la materia orgánica se puede medir a través de la disminución de los valores de DBO5 y DQO, demanda biológica de oxígeno durante cinco días y demanda química de oxígeno, respectivamente.
Las tecnologías alternativas descentralizadas aquí propuestas buscan aportar beneficios en la reducción de costos de instalación y mantenimiento, mejorar la estética, disminuir ruidos y olores de las plantas de tratamientos convencionales y aumentar la eficiencia del tratamiento con el objetivo ulterior de mejorar la calidad del efluente de salida para que sea posible reutilizarlo en cuanto no se requiera agua potable como riego de espacios verdes.
Antecedentes internacionales demuestran que la combinación de tecnologías es una manera de eficientizar aún más el tratamiento tradicional de aguas residuales, ya que los procesos biológicos convencionales muchas veces no poseen buenos resultados en la remoción de contaminantes o no se logra alcanzar la pureza requerida.
Lo que se busca es anexar a lo ya existente, que en el caso de Córdoba se trata en general de cámaras sépticas, un módulo de tratamiento alternativo, de manera de lograr sinergias en el tratamiento.

¿Qué inversión demanda un sistema de este tipo?
Los costos de instalación varían de acuerdo con el número de unidades habitacionales y/o usuarios pero para tomar una referencia para cinco unidades habitacionales o veinte habitantes (alrededor de 5.000L/día) se calculan los siguientes costos de instalación para una planta de tratamiento completa que incluye las tres etapas del tratamiento y un módulo no convencional:
Biodiscos…………………US$13.000
MBBR………………………US$9.300
Lombrifiltro………………US$7.800

Además, en cuanto al mantenimiento y la vida útil, los módulos no convencionales bacterianos, biodiscos y MBBR, no requieren mantenimientos exhaustivos, y son de tipo semestral o anual según el tamaño del sistema, con un costo aproximado de $10.000 anuales para los más pequeños, como los ensayados en esta planta, y hasta $30.000 para los de mayor tamaño.
Las tareas de mantenimiento en el biodiscos incluyen el engrasado o aceitado de las partes móviles, el control de las bombas de recirculación de barros (si es que la tiene, porque estos sistemas prácticamente los generan) y el control eléctrico y de lubricación del motor reductor de funcionamiento continuo (vida media de 5 años). En el caso de los MBBR, este sistema tiene la ventaja de poco mantenimiento. Sólo se debe chequear que el o los sopladores (de funcionamiento intermitente) funcionen correctamente como así también el sistema eléctrico que automatiza su funcionamiento. Los barros secundarios, aunque también son pocos, se pueden recircular, lo que generará un mantenimiento más frecuente de dicho sistema.

¿Y respecto a la vida útil?
Mientras se realicen los mantenimientos, la vida útil de los biodiscos y MBBR puede llegar a los 30 años.
Finalmente, al analizar el mantenimiento del lombrifiltro se estiman anualmente unos $3.000 para reposición de bombas, rotura y mantenimientos menores y unos $7.200 para la reposición de viruta. En el caso de viviendas multifamiliares, se calcula un operador cada 50 unidades habitacionales, lo que debe incluirse en los gastos anuales. No se mide vida útil del sistema ya que las mismas lombrices se reproducen dentro del módulo mientras se respeten las condiciones aptas para la vida (PH, disponibilidad de oxígeno, etcétera) y tengan alimento proveniente del líquido residual.

¿Qué condiciones se deben dar para su ejecución?
La implementación de un sistema de remediación combinado para el tratamiento descentralizado de los líquidos residuales generados en diversos núcleos poblacionales, disminuye el impacto ambiental al minimizar el aporte orgánico y microbiológico descargado a cursos o cuerpos de agua y mitiga notablemente la contaminación del suelo y las napas en comparación a las tecnologías tradicionales.
No se requiere ninguna condición especial para su implementación,los sistemas modulares de biofiltros poseen un alto grado de versatilidad, pues resultan posibles económicamente, se adaptan a diferentes necesidades habitacionales y permiten la decentralización del tratamiento de efluentes líquidos favoreciendo la sustentabilidad del recurso.
Este tipo de planta de tratamiento permite la reutilización del líquido tratado para actividades que no requieren agua potable como lo es el riego de espacios verdes, lavado de automóviles, inodoros, combate de incendios, refrigeración de maquinarias industriales y otros usos similares.
Ofrece de esta manera, una alternativa práctica y de gran interés para resolver los retos que se le plantean ante el déficit del recurso hídrico, sobre todo en el área de Córdoba y Gran Córdoba.
………………………
(*) -Los Biodiscos son estructuras utilizadas en la depuración de aguas residuales, construidas con un medio filtrante (generalmente sintético) que se coloca alrededor de un eje provisto de discos formando un cilindro.
-El proceso MBBR es una tecnología de bioreactores de lecho móvil o fluidizado biológico para aguas residuales con altas cargas contaminantes procedentes de industrias alimentarias, químicas o de bebidas.
-Los Lombrifiltros son un sistema de tratamiento de riles y aguas servidas que proporciona un ingreso por la generación de lombrices, humus y agua.

“Antecedentes internacionales demuestran que la combinación de tecnologías es una
manera de eficientizar aún más el tratamiento tradicional de aguas residuales, ya que los
procesos biológicos convencionales muchas veces no poseen buenos resultados en la
remoción de contaminantes o no se logra alcanzar la pureza requerida”.
Las tecnologías alternativas decentralizadas aquí propuestas buscan aportar beneficios en la reducción de costos de instalación y mantenimiento, mejorar la estética, así como disminuir ruidos y olores de las plantas de tratamientos convencionales.

Artículos destacados

  • casa en construcción Un sistema rápido y económico para construir una vivienda 29 abril, 2014 Steel Frame se aplica en todo el mundo. Una...
  • Casa hecha en seco Construir en seco, una alternativa eficiente 30 agosto, 2013 Se trata de un sistema constructivo amigable con el...
  • Edificio Neuquen Interior Viviendas al natural 28 julio, 2014 Córdoba, Rolando Ipérico, un arquitecto local, está al...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>