YPF: el mayor pago a Repsol lo abonará la próxima gestión en 2017

La cancelación de los títulos demandará un gran esfuerzo al próximo presidente. Los mayores vencimientos serán durante los diez años venideros pero variarán notoriamente según el desempeño en el mercado.

El acuerdo que selló Argentina con Repsol por la expropiación de 51% de las acciones de YPF implicará para el país un importante esfuerzo fiscal durante los próximos diez años y, luego, un escenario mucho más accesible desde 2025 hasta 2033, cuando se termine de cancelar la deuda.

Tal escenario surge del cálculo de las cancelaciones que deberá enfrentar Argentina, cuyos montos más exigentes vencerán en 2015, 2017, 2019 y 2020.

La estimación fue realizada y difundida por el economista Ariel Setton, a través de su cuenta de la red social Twitter (@arisetton). El especialista se encargó de diferenciar los posibles escenarios en relación a si Argentina se vea o no en la obligación de emitir los bonos por mil millones de dólares adicionales previsto en el acuerdo, para el caso de que los cinco mil millones originales alcancen en el mercado un valor inferior a US$ 4.700 millones.

El cálculo del especialista permite identificar los años con “picos” de pagos, lo que posibilita vislumbrar el escenario de los esfuerzos fiscales que deberá hacer la Administración (ver gráfico), que será importante hasta 2024. A partir de ese año, sólo quedará en vigencia un solo bono, lo cual aliviará sensiblemente el esquema hasta 2033.

Donde aparece como más categórica la diferencia de escenarios sobre si corresponde o no la emisión de títulos de compensación es en el vencimiento de 2014. Según explica el propio Setton, “en caso de que aplique, hasta 2015 se habrá, pagado US$1.324 millones: 11% de los pagos totales y 68% más que en el escenario base”. Muy distinta será la situación de no aplicarse la cláusula atada al desempeño de los bonos argentinos. En tal caso, “hasta 2015 se habrán pagado US$786,6 millones, 7,4% de los pagos totales”.

Para poner en perspectiva el esfuerzo que implicará la operación, el economista señaló que las ganancias anuales de YPF son de alrededor de 700 millones de dólares. “El 51% de ese monto permite cubrir casi todos los gastos del pago a Repsol en la mayoría de los años” del esquema de pago.

Kicillof: “Nunca lo dije”
En otro orden, en la jornada posterior al acuerdo el ministro de Economía, Axel Kicillof, rechazó haber dicho: (a la petrolera Repsol) «no le íbamos a pagar» por la expropiación. Por el contrario, consideró que a la empresa española se le abonará «lo que corresponde».

«Nosotros no pagamos en efectivo sino con bonos hasta 2033, vamos a pagar en cuotas», argumentó el funcionario al defender la oferta de 5.000 millones de dólares con una garantía de mil millones más que propició el acuerdo con la compañía.

El funcionario volvió a rechazar haber dicho que no se iba a compensar la expropiación y, por contrapartida, expresó: «Se va a pagar lo que corresponde» y conforme a lo que obliga la legislación argentina.

«Los que te decían que el problema central de la Argentina era la falta de un acuerdo con Repsol ahora se están quejando con que es a destiempo y es muy caro. Hay diarios que se dedican exclusivamente a dar malas noticias», dijo Kicillof en declaraciones a radio Metro.

«A veces hay tanta mala leche que se les notan los colmillos, porque no puede ser: muchos tomaron por válido que yo había dicho que no le íbamos a pagar a Repsol. Porque yo dije que no les íbamos a pagar lo que ellos piden. La Ley de Soberanía Hidrocarburífera marca que se les iba a pagar y que esta expropiación iba a ser según la Ley de Expropiaciones. Nosotros estábamos para cumplir la ley», añadió.

Venderán acciones y bonos
El CEO de Repsol, Antonio Brufau, anticipó que en los próximos dos años prevé deshacerse de los bonos que recibirá por el acuerdo y también del 12% que aún mantiene como porción minoritaria de YPF. “Vamos a estudiar los próximos movimientos», dijo, señalando que con las operaciones de venta calcula obtener entre 6.000 millones y 6.500 millones de euros para invertir en compra de activos o incluso empresas «que añadan valor».

Artículos destacados