De la Sota acordó con los gremios pero hay incertidumbre por la policía

ACUERDO. Tras el aval de las bases, los titulares de los principales gremios firmaron el acuerdo con De la Sota. El gobernador ponderó el “diálogo y el consenso”.

Ayer, la UEPC y el SEP aprobaron la suba de 31,6 por ciento en dos tramos y más tarde firmaron el acuerdo con De la Sota y el resto del gabinete. También cerraron UPS, Atsa, UPCN, Viales y Músicos. El gobernador habló del “esfuerzo” que representa la suba y de un “año difícil”. El Gobierno no devela la forma de liquidar al personal de seguridad y hay inquietud en la fuerza.

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

El gobierno provincial firmó ayer los acuerdos salariales con los principales gremios estatales con una suba de 31,6 por ciento escalonada en dos tramos y clausuró así uno de los principales escollos en la relación con los agentes públicos de cara al año que se inicia.

No obstante, eludió precisar datos sobre el modo de liquidación de los sueldos al personal de seguridad, situación que ya generó incertidumbre entre los agentes policiales y penitenciarios, según admitieron aComercio y Justicia fuentes del sector y el abogado Miguel Ortiz Pellegrini, quien en el último acuartelamiento patrocinó los intereses del sector.

En ese marco, en las últimas horas corrieron diferentes versiones ante la falta de definición de la Provincia sobre el tema y hasta se mencionó que habrían llegado gendarmes que estarían apostados en la zona próxima a La Calera.

Por lo pronto, ayer -tal como lo anticipó este medio- el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) -primero- y la UEPC -más tarde- terminaron por avalar la propuesta oficial en materia salarial.

El SEP aprobó en un plenario la oferta que incluye subas de entre 30,2 y 35 por ciento, según el escalafón.

El aumento se abonará en dos veces -20,64 por ciento en febrero y 9,09 por ciento en agosto, en ambos casos como promedio para todos los agentes.

Asimismo, se incluye una “cláusula gatillo” que habilitará una reapertura de las negociaciones en caso de un incremento desmedido de los precios.

En tanto, los docentes realizaron la asamblea de delegados departamentales que concluyó ya entrada la tarde con la aprobación por 77 votos contra 34 y dos abstenciones, de la propuesta oficial.

En el caso de los educadores, la oferta es similar a los empleados públicos también con mayor impacto en los salarios más deprimidos, por ejemplo el maestro de grado que inicialmente tendrá una suba superior a mil pesos.

Aprobada la propuesta, los secretarios generales de ambos gremios partieron al Centro Cívico, donde pasadas las 19 se firmó el acta acuerdo de la que participaron el gobernador De la Sota y ministros del gabinete.

El convenio fue suscripto también por los titulares de la Unión de Personal Superior (UPS), Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), Atsa (Sanidad), Viales y Músicos. Los términos para esos gremios fueron similares al resto.

En tanto, para el caso de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la propuesta fue la misma aunque fue rechazada por la entidad sindical recientemente reconocida oficialmente tras obtener su personería gremial en Córdoba. (ver aparte).

El convenio involucra a 107 mil agentes, según explicó luego el gobernador De la Sota y el ministro de Administración y Gestión, Manuel Calvo.

El incremento alcanza a 107 mil trabajadores del Estado provincial, incluyendo a los docentes privados.

En cuanto al costo fiscal, Calvo indicó que se ubica en 3.510 millones de pesos. La cifra difiere sobremanera de la anticipada días atrás por este medio que la ubicó en torno a siete mil millones de pesos respecto a los 18 mil millones de pesos abonados en 2013 como costo salarial total.

De todas formas, no quedó claro si el monto referido por Calvo hacía referencia al monto líquido o al costo fiscal total de la suba.

Incertidumbre
Por lo demás, fue imposible hasta anoche conocer detalles de la forma de liquidación de los haberes al personal policial y penitenciario.

Este medio viene insistiendo desde diciembre mismo, tras la firma del acta acuerdo con el personal de seguridad, con el pedido de precisiones al Gobierno, hasta ahora sin respuestas.

El corolario de la requisitoria, elemental para poder informar sobre un tema tan sensible que derivó en los graves incidentes de diciembre, se produjo ayer cuando funcionarios del Gabinete evitaron precisar el modo de liquidación bajo la excusa de que aún no estaba cerrado.

Evidentemente existe una estrategia de la Provincia de no informar sobre el tema cuyo objetivo se desconoce.

Está claro que a esta altura del mes -con la carga de datos ya realizada o a punto de concluirse- es en vano tratar de ocultar la forma de liquidación de un sueldo de un sector que tuvo en vilo a la población por casi 36 horas.

Por lo pronto, ayer este medio pudo conocer que existe incertidumbre entre el personal policial y penitenciario respecto a cómo llegará el pago de sus haberes de febrero.
Incluso el abogado Ortiz Pellegrini, que en diciembre fue el letrado contactado por los díscolos para interceder y negociar con la Provincia, admitió ayer que era consultado permanentemente en los últimos días respecto a detalles de la forma de pago. “Hay incertidumbre pero no creo que exista clima de avanzar en alguna acción”, reveló.

Las versiones, ante la falta de información fehaciente, son de todo tipo y seguramente interesadas.

Una relataba que en las últimas horas habían llegado gendarmes que estaban apostados en la zona próxima a La Calera.

Otras, que los salarios llegarían con aumentos importantes, dato que de haberse conocido con antelación, podría haber “volteado” el acuerdo con el resto de los gremios estatales.

Lo cierto es que la incertidumbre se generó precisamente por la falta de claridad del punto dos de acta firmada en diciembre que rezaba: “ Con la pauta salarial que tendrá vigencia a partir de los sueldos del mes de febrero de 2014, se fijará un salario básico de pesos OCHO MIL ($8.000) para las categorías iniciales (Agentes/Subayudantes), realizando los incrementos sobre componentes remunerativos”.

Fuentes oficiales señalaron que la suba de 33 por ciento sobre los sueldos de los agentes y cabos desde diciembre se mantendría sin cambios en febrero y que las sumas no remunerativas y remunerativas que figuraban sobre el básico ahora serían absorbidas por ese concepto.

Los menos consideraban que la suba del básico derivaría en un aumento mayor desde febrero. Ninguno de los consultados supo esbozar qué pasaría con los cargos superiores aunque se supone que ninguno debería tener una suba mayor a 33 por ciento ya alcanzado por los rangos mas bajos ya en diciembre.

ATE con medidas

El concejo directivo de ATE rechazó la propuesta de recomposición salarial que hizo ayer por la mañana el Gobierno provincial por considerarla “insuficiente”. En ese marco, anticiparon un paro y movilización. La postura del gremio frente a la oferta brindada por el ministro de Administración, Manuel Calvo, será trasladada hoy a las asambleas de los hospitales para que se expidan. La protesta está programada para las 10.30 en el Polo Sanitario. ATE reclama un sueldo básico inicial de $9.780, que está equiparado con la canasta familiar.

 

 

Artículos destacados