Venta de máquinas agrícolas roza el récord

Crecieron 41,9% las comercializaciones respecto a igual trimestre de 2009 y se aproximan al máximo histórico.

Con el impulso exportador de la soja y un contexto internacional favorable al comercio, la venta de maquinaria agrícola continuó creciendo y se despegó definitivamente de la mala racha del año pasado. Según el Indec, se registró un crecimiento de 41,9% en la venta en el país, con respecto al tercer trimestre de 2009.

En términos globales, la venta de máquinas agrícolas en Argentina, durante el tercer trimestre de 2010, alcanzó una facturación de 985,9 millones de pesos, rozando los 994,5 millones registrados en 2008, un año próspero para la industria.

La tendencia de este año implicó la comercialización de 7.074 unidades y se produjo en consonancia con la mejora en la cosecha y comercialización de cultivos como el maíz y la soja, que alentaron la movilidad del sector.

Dado que se prevé que la producción de granos en Argentina para la campaña 2010-2011 alcanzaría una cosecha total récord de 103,5 millones de toneladas, según fuentes de la Secretaría de Agricultura, se estima que continuará el impacto sobre la producción y demanda de maquinaria.

El sector recupera así la caída superior a 55% registrada en 2009, según analiza la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola.

Nacional vs. importado
Durante el tercer trimestre de este año, la facturación de maquinaria de origen nacional registra, respecto a igual trimestre del año anterior, un crecimiento de 33,9%, mientras que en la maquinaria importada hubo un incremento en la facturación de 53,8%.

Según el Indec, la gran mayoría de las sembradoras es fabricada en el país por empresas nacionales. En implementos también se destacan las empresas locales, por cantidad de equipos vendidos y por monto de facturación.

Mientras que en el caso de los tractores y cosechadoras predominan los equipos de origen importado.

Sobre este dato, el Indec detalla que durante el tercer trimestre de 2010 los tractores tuvieron una participación fundamental en el mercado, con la representación de 34,8% de las ventas totales y 342,7 millones de pesos de facturación.

Las sembradoras, que el Indec destacó como producto de origen nacional, siguen en importancia con 278,1 millones de facturación y una participación en las ventas de 28,2 % en el mercado.

En tanto, los implementos obtuvieron 20,1% de participación en el mercado, con 198,9 millones de pesos; mientras que las cosechadoras, con 166,2 millones de pesos, participaron con el 16,9% restante.

Por otro lado, según las cifras del Proyecto Nacional de Eficiencia de Cosecha y Postcosecha de Granos (Precop) del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el régimen de ventas al exterior es uno de los indicadores que más evidencia el crecimiento de la industria nacional.

En 2002 se exportaban por 10 millones de dólares, mientras que el último relevamiento citado por el INTA certificó que actualmente se comercializa tecnología agrícola por más de 217 millones de dólares.

El INTA estima que en 2010 las ventas del sector, sumando maquinaria nacional e importada, rondarán 1.350 millones de dólares. Esto significa 260 millones de dólares más que en 2009.

Creció la exportación de soja en cantidad

Favorecida por las condiciones climáticas y por un contexto internacional favorable al comercio, la venta de soja registró un fuerte crecimiento en cantidad con respecto al mismo trimestre del año pasado.

Si bien el rubro oleaginosas registró una caída de 7,9% en el último trimestre, las ventas en cantidades crecieron 193%, según el Indec.

La demanda internacional, explicada principalmente por el complejo sojero, responde a la venta de porotos a China y las exportaciones de aceite, que se reubicaron en nuevos mercados, principalmente en India.

Artículos destacados