jueves 20, junio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
jueves 20, junio 2024

Residuos: renegocian con LUSA y Cotreco, debuta el Ente y licitan el futuro servicio

ESCUCHAR

El Surrbac levantó la medida de fuerza pero sólo mañana se normalizaría el servicio. Mientras tanto, el municipio decide la nueva addenda al contrato con las privadas, con valores actualizados a mayo. Seguirán al menos por dos años más con opción a prórroga por 12 meses. En 30 días ingresan los pliegos para concesionar el servicio por 8 años. El Esyop tendrá a su cargo el barrido desde el viernes próximo.

La Municipalidad de Córdoba avanzará entre esta semana y la próxima con la renegociación de contratos con las empresas LUSA y Cotreco, prestatarias del servicio de higiene urbana, previo al debut del Ente de Servicios y Obras Públicas (Esyop), en principio el viernes 1 de julio, que tendrá a su cargo el barrido manual y mecánico en la ciudad.
En tanto, en los próximos 30 días ingresará al Concejo Deliberante el proyecto con los pliegos de licitación para concesionar el servicio de higiene urbana por los próximos ocho años.
Las decisiones, que en rigor ya estaban en carpeta, se acelerarán desde hoy luego de cerrar ayer uno de los frentes potencialmente más conflictivos en ese proceso: el pago del adelanto de las indemnizaciones a los empleados enrolados en el Surrbac. Efectivamente, luego del paro dispuesto por los recolectores de residuos desde el domingo por la noche, ayer finalmente se solucionó el tema y las partes acordaron el pago de los adelantos, que estarán disponibles el viernes próximo.

En ese marco, el servicio comenzó a normalizarse anoche pero se estima que recién mañana podría recuperarse el paisaje habitual de la ciudad, hasta ayer cubierto de miles de toneladas de residuos acumuladas en la calle.
Según se informó, el municipio acordó con el Surrbac pagar la primera de las tres cuotas del anticipo de indemnizaciones a 1.728 empleados a cuenta de la transferencia a las futuras concesionarias.
El pago de ese beneficio figura en el Convenio Colectivo de Trabajo aunque sólo cuando los empleados son transferidos. En este caso, los trabajadores que aún dependen de la Crese pasaron en su mayoría a las tercerizadas LUSA y Cotreco pero sólo en esa calidad.
La estrategia era que, una vez licitado el servicio y concesionado a las nuevas prestatarias (en rigor, las únicas dos que quedaron en carrera eran LUSA y Cotreco), los empleados cobraran las indemnizaciones y comenzaran a prestar servicios con antigüedad cero.
No obstante, esa licitación, abierta a fines de 2013, nunca se adjudicó.
De hecho, en las próximas horas se publicará el decreto firmado por el intendente Ramón Mestre que da por caído ese proceso.
Así las cosas, los empleados no deberían cobrar sus indemnizaciones.

No obstante, ante la presión del gremio, el municipio prometió que, si caducaba esa licitación, igual iban a cobrar, gracias a una particular interpretación del contrato: se les pagaría en tres cuotas anuales a cuenta de la futura transferencia a las próximas concesionarias.
La primera cuota iba a pagarse el jueves. El incumplimiento del municipio detonó el paro.
Ayer, en una reunión en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, se acordó que la plata esté disponible el viernes. En tanto, hoy deberán “pulir” la lista definitiva de empleados, que percibirán un promedio de 70 mil pesos. Según pudo conocer Comercio y Justicia, subsisten diferencias por 15 empleados que, para la comuna, no deberían cobrar.
Como fuere, el tema parece encaminarse a un acuerdo.

Ahora, el ente y la licitación
Superada esa instancia, ahora los funcionarios municipales se abocarán a cerrar la nueva addenda al contrato de tercerización con LUSA y Cotreco.
Ese convenio incluirá un elemento clave: el traspaso de unos mil empleados de barrido al Ente de Servicios y Obras Públicas (Esyop), que debutaría el viernes 1 de julio.
De esta forma, el nuevo contrato renegociado con las privadas excluirá ese costo.
Actualmente, la erogación mensual por el servicio de higiene urbana (excluida la prestación del enterramiento de residuos, a cargo de Crese residual) ronda 135 millones de pesos -a falta de la redeterminación de precios de enero y marzo, por los escalonados de la suba salarial a los trabajadores-.
De ese monto, el costo del barrido (básicamente sueldos) orilla 40 millones de pesos.
De esta forma, LUSA y Cotreco comenzarán a prestar el nuevo servicio acotado que incluirá la recolección de residuos, tanto húmedos como secos, con un costo estimado de unos 95 millones de pesos.

La intención oficial es que el traspaso de los mil empleados de barrido al Ente permita un ahorro sobre el contrato total de higiene urbana en torno a 15 millones de pesos mensuales, producto de la exención en el pago del IVA por ser un ente autárquico el contratante.
Mientras tanto, las privadas deberán renovar parte de la flota de camiones, entre otras exigencias.
Por lo demás, la nueva addenda mantiene los mismos criterios anteriores respecto de los plazos del contrato, esto es dos años más desde la notificación de la baja de la licitación trunca, más una posible prórroga de otros 12 meses.
En paralelo, la Municipalidad llamará a licitación para concesionar el servicio por los próximos ochos años. Esos pliegos serán enviados al Concejo Deliberante el mes próximo.
Una vez aprobados, se estima que el proceso licitatorio podrá extenderse por al menos seis meses y la adjudicación a las futuras concesionarias se concretaría no antes de junio del año próximo.
Sin embargo, el traspaso de LUSA y Cotreco a las futuras concesionarias (podrían ser ellas mismas en función del antecedente de la fallida licitación anterior) recién se concretará en julio de 2018, no antes. Respecto al futuro servicio, en principio no será muy diferente del licitado tiempo atrás -ahora definitivamente caído-.

La idea es poner mayor énfasis en la recolección de residuos secos (reciclables), que tendría un día obligatorio de servicio, en detrimento de la recolección de residuos húmedos, que ahora se concretaría en cinco días a la semana, al menos para la zona pericentral y los barrios. También se avanzará en la “contenerización” de manera gradual.
En cuanto a la división de la ciudad, se mantendrá el criterio de tres zonas: sur, norte y micro y macro centro.
Los oferentes deberán incluir en sus propuestas proyectos para al menos dos zonas, una de las cuales deberá ser el área céntrica.
La licitación y concesión definitiva del servicio de higiene urbana es uno de temas pendientes de la gestión Mestre, luego de la decisión de desactivar Crese a poco de asumir, en 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?