Quedó en suspenso el anuncio de la suba en las retenciones a la soja

La reunión duró alrededor de tres horas. Se descontaba el incremento de tres puntos en los derechos de exportación de la oleaginosa y derivados, pero la medida volverá a evaluarse la semana que viene. En tanto, elevan a 54,5 millones de toneladas la proyección de producción del poroto en la actual campaña

La reunión entre el ministro de Agricultura, Luis Basterra, y los representantes de las entidades que conforman la Mesa de Enlace dejó en suspenso la posibilidad de que los derechos de exportación a la soja se incrementen en tres puntos porcentuales, de 30 a 33%, según se había adelantados desde diversas fuentes oficiales.

«No hay ninguna decisión tomada y no va a haber ningún anuncio hasta que no terminemos de concretar el análisis de los números producto por producto», afirmó el titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Cheme, a la prensa a la salida del encuentro concretado en la sede de la cartera agropecuaria.

De este modo y según lo que indicaron las entidades, la reunión de ayer tendrá un nuevo capítulo la semana que viene.

Ayer, en tanto, estuvieron presentes con el ministro Basterra, además de Cheme, Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA); Carlos Iannizzotto, de la Confederación Intercoperativa Agropecuaria (Coninagro) y Daniel Pelegrina, de la Sociedad Rural Argentina (SRA). La reunión duró poco menos de tres horas, luego de las cuales los dirigentes aseguraron que el Gobierno «no tiene ninguna decisión tomada» sobre un eventual aumento en las retenciones a las exportaciones de granos.

En ese marco, los ruralistas relativizaron la posibilidad de que el presidente Alberto Fernández realice el domingo un anuncio en ese sentido, en su discurso de apertura del período de Sesiones Ordinarias del Congreso.

Asimismo, indicaron que en pocos días se volverá a abrir el registro de declaraciones juradas de ventas al exterior, que el Gobierno cerró el miércoles pasado. 

“Los registros no pueden estar cerrados por mucho tiempo, es una dificultad muy grande que a veces se traduce incluso en baja de precios, como ha ocurrido hoy (por ayer), y los perjudicados somos los productores” dijo Pelegrina tras la reunión.

“El lunes nos vamos a juntar nuevamente. Y nuestra posición va a seguir siendo la misma: además de que no hay que aumentar el 3% en el caso de la soja, tenemos que ir hacia un cronograma claro de eliminación de las retenciones y hacia un cambio impositivo con una virtuosidad mayor, basado en un impuesto más coparticipable como es el impuesto a las Ganancias. Necesitamos un esquema que incentive la producción y las exportaciones”, agregó el titular de la SRA.

El aporte cordobés

En caso de que finalmente se instaurara el incremento en las retenciones a la soja, los productores cordobeses realizarían un aporte extra de 140 millones de dólares que se sumaría a los 1.750 millones de dólares que ya aporta el complejo sojero local al fisco luego de la última alza del tributo aplicada a poco de asumir el presidente Alberto Fernández.

De esta forma, Córdoba aportaría 1.890 millones de dólares, siempre bajo la hipótesis de un alza del impuesto de tres puntos porcentuales. 

La estimación fue anticipada a Comercio y Justicia ayer por el economista Juan Manuel Garzón, del Ieral, quien explicó que se basó en la hipótesis que incluye precios y volúmenes similares a los de la última campaña y suponiendo que la mayor alícuota impacte en todo el complejo sojero, esto es porotos, aceite, harina y biodiesel. 

Mayor producción

La discusión entre el Gobierno y el campo se da en medio de una campaña que se ve favorecida hasta ahora por la evolución del clima, especialmente por las recurrentes precipitaciones a lo largo del ciclo del cultivo.

Esto elevó la proyección de producción de soja a 54,5 millones de toneladas para la campaña 2019/2020, con un incremento de 1,4 millones de toneladas respecto a la previsión anterior, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La mejora también abarcó a la producción de maíz de la actual campaña, impulsada por muy buenas expectativas de rinde que elevaron la proyección a 50 millones de toneladas.

Por último, la cosecha de girasol -que ya registra un avance sobre 36,2% del área sembrada- haría que la producción de la actual campaña ronde los 3,4 millones de toneladas, con una mejora de 200.000 toneladas respecto al informe previo elaborado por la entidad bursátil.

Según el último panorama semanal de la entidad porteña, 68,5% de las 17,4 millones de hectáreas implantadas con soja se encuentra transitando etapas críticas para la definición del rendimiento bajo una condición hídrica entre óptima y adecuada.

“La favorable evolución climática, dada especialmente por las recurrentes precipitaciones a lo largo del ciclo del cultivo, permite elevar la proyección de producción a 54.500.000 toneladas. Esto representa un incremento de 1,4 millones de toneladas con respecto a la anterior publicación”, sostuvo la Bolsa porteña.

“No se descartan futuros aumentos dependiendo de la evolución del cultivo y las precipitaciones durante las próximas semanas”, agregó la entidad.

De cumplirse la proyección, la producción de soja de la actual campaña se ubicará 1,5 millones de toneladas por debajo de la de la temporada 2018-2019, cuando alcanzó las 56 millones de toneladas.

 

Artículos destacados