Promueven proyecto que pone límites a pooles y fideicomisos de siembra

Con el aval de FAA, los diputados Ulises Forte y Pablo Orsolini presentaron una iniciativa que pretende evitar la concentración de la tierra y prevé sanciones para quienes alquilen a grandes grupos

El avance de los distintos fondos de inversión y pooles de siembra se verá comprometido en caso de que se convierta en ley el proyecto presentado por los diputados Ulises Forte (de la UCR de La Pampa) y Pablo Orsolini (del socialista Acuerdo Cívico por el Chaco), con el aval de la Federación Agraria Argentina (FAA), que pretende evitar la concentración de la explotación de la tierra y prevé “castigos” para los que alquilen en desmedro de los pequeños y medianos productores.

La iniciativa, que apunta a reemplazar la ley de arrendamiento vigente (que data de 1948, con reformas de la época de la dictadura -1980- “que la vaciaron de contenido”), busca frenar la reducción que viene exhibiendo el segmento de los productores más chicos .

Según números de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), desde 2002 a esta parte la Argentina perdió alrededor de 60.000 pequeños productores.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“El proyecto establece que, más allá de las particularidades de cada unidad económica, los pooles de siembra sólo puedan controlar algo así como 2.000 hectáreas en lugares muy productivos o directamente 20.000 en áreas de bajo rendimiento”, detalló Orsolini a Comercio y Justicia. Es decir, una superficie menor que la actual.

“En algunas zonas, los grandes pooles explotan hasta 200.000 hectáreas”, indicó y agregó: “Del total de la producción agrícola que se exporta, el 50% es controlado por apenas 20 compañías. Y de esas firmas, ocho son multinacionales. Además, casi 70% de toda la producción nacional de soja está hoy en manos de menos de 2.500 empresas”, precisó.

Asimismo, el proyecto contempla un régimen de “premios” y “castigos” para los pequeños o medianos productores que alquilen sus lotes a pooles o fondos de inversión de siembra.
“Quienes cedan sus tierras a otros productores de menor envergadura pagarán una cuota impositiva menor en lo que hace al impuesto inmobiliario. A la inversa, aquellos que arrienden a los pooles en detrimento de sus pares deberán enfrentar un pago mayor”, aseguró. “La idea es incentivar la primera opción”, indicó.

En el mismo sentido se expresó el titular de Federación Agraria regional Córdoba, Agustín Pizzichini, quien explicó a este medio que la “idea” de la inciativa es “complicarle un poco las cosas a aquellos que vienen y se apropian de las tierras, las explotan por un tiempo, sacan la plata del país, no invierten en nuestros pueblos y luego las venden, ya casi sin nutrientes”.
Consultado respecto de la cantidad de pooles de siembra que estarían operando en la actualidad en el territorio de la provincia de Córdoba, Pizzichini estimó que suman “alrededor de 20, aunque no lo sé con exactitud”.

A la hora de considerar además los fondos de inversión creados con el mismo fin indicó: “Si consideráramos los fideicomismos, el número sería mucho mayor”.

En tanto, al referirse  a las “complicaciones” que se le generarían a estos núcleos de inversión agraria, de convertirse en ley este proyecto, Pizzichini explicó: “Si un pool tuviera mayor cantidad de hectáreas o unidades de producción que las permitidas por la ley, seguramente se subdividiría, porque los grandes son los que tienen capacidad y espalda para hacer este tipo de cosas”. Al respecto, Orsolini recordó que la iniciativa contempla que quienes alquilen a pooles “tendrán una mayor carga impositiva como castigo”.

Artículos destacados