Municipio y Tecsa acuerdan suspender demandas y negociarán por 45 días

El pacto se alcanzó en sede judicial. La ex adjudicataria del Municipio Digital frenó una ejecución con sentencia firme. La Comuna buscará convenir un monto y pagarlo en cuotas. Hay seis juicios pendientes.

La Municipalidad de Córdoba y los accionistas de la ex empresa Tecsa, adjudicataria del proyecto de Municipio Digital durante la gestión de Germán Kammerath, convinieron suspender las acciones judiciales firmes y en evolución por el fallido contrato y, paralelamente, conformar una comisión conjunta para analizar una eventual salida negociada al diferendo.

La comisión que se integrará a ese efecto por miembros de ambas partes y se reunirá la semana próxima, tendrá 45 días para avanzar en un acuerdo general. En caso de fracasar esa acción, las partes quedarán liberadas para ejecutar o continuar las acciones firmes o bien el juicio en marcha.

El acuerdo, alcanzado en una audiencia en la Cámara Cuarta en lo Civil y Comercial, fue confirmado a Comercio y Justicia por el asesor Letrado de la Municipalidad, Carlos Varas, luego de un encuentro con representantes de los accionistas que integraron Tecsa.

“La idea es consensuar una salida negociada”, señaló Varas.

En total, hay seis demandas que involucran aquel contrato fallido.

De esas, cuatro son contra el municipio y otros dos fueron entabladas por la comuna.

No obstante, hay dos acciones que son de fuerte peso económico.

La primera tiene que ver con la decisión del Tribunal de Arbitraje General de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires de habilitar el “derecho a pago” a  los accionistas de Tecsa.

Esa decisión, anticipada ya por este medio, fue apelada hace un mes por la comuna. El reclamo, no obstante, no se vincula con la obligación de pagar sino con que el Municipio aduce que en esa orden de pago hay conceptos que Tecsa reitera en otros reclamos judiciales.

Esa medida  general -que ya fue recurrida sin éxito por la Comuna ante la Corte Suprema-, es la que más urge frenar, porque Tecsa ya reclamó su ejecución. La acción involucra un monto superior a 50 millones de pesos.

El municipio, por su parte, reconoce un monto sensiblemente menor y que se relaciona con el denominado certificado 15, comisión que Tecsa debía cobrar por el contrato suscripto durante la gestión de Kammerath y supuestamente no percibida.

Mediante medidas cautelares que en su momento debitaron fondos de las arcas públicas, parte de esos reclamos se habrían cancelado aunque queda un remanente que actualizado, ello es lo que reclama ahora Tecsa.

En tanto, hay otra acción por daños y perjuicios entablada por la adjudicataria que está a fallo, también por montos millonarios.

El proceso -que derivó en la decisión del Tribunal de Arbitraje- se remonta al 17 de julio de 2002, cuando el entonces intendente Germán Kammerath resolvió rescindir el contrato con Tecsa.

El vínculo con la prestataria integrada por SP SA, Relevamientos Catastrales SA y Recovery SA, se había firmado el 3 de mayo de 2001. Tecsa había ganado la licitación para la “Provisión de tecnología informática y asistencia técnica de gestión para la implementación del Municipio Digital y el Programa Córdoba 24 horas”.

El contrato -que buscaba fortalecer la recaudación de la comuna- incluía la provisión de equipamiento informático además de un contrato de fideicomiso con el ABN Amro Bank, que debía proveer un anticipo financiero.

El contrato nunca se ejecutó en forma plena y, en julio de 2002, Kammerath lo rescindió  por “razones de fuerza mayor”, y en el marco de la emergencia económica vigente.

Artículos destacados