Mestre busca cubrir obligaciones clave con anticipo de Comercio e Industria

La Municipalidad de Córdoba dispuso obligar a los contribuyentes de mayor facturación a anticipar los pagos de Comercio e Industria correspondientes a los períodos enero y febrero próximos.
La intención de la comuna es recaudar más de 200 millones de pesos por adelantado. Aunque no se informó, el monto se utilizará para reforzar partidas para atender a obligaciones corrientes ineludibles, por ejemplo las relativas al pago del medio aguinaldo a los agentes municipales, que se ubica en torno a 500 millones de pesos.
La mecánica es la misma que la adoptada en los últimos años. De hecho, en esta ocasión, el anticipo será menor que el de otras ocasiones. Esta vez será de 20 por ciento -llegó a ser del 30 por ciento-.

Según datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, la reducción en el porcentaje obedece a las dificultades que afrontan los contribuyentes a la hora de atender a esa obligación. La caída en la actividad producto de la crisis exige poner en contexto la exigencia respecto a otros años.
Como es habitual, el planteo formalizado en la resolución general 36, firmada por el director General de Recursos Tributarios, Darío Balbo, apunta a los contribuyentes tipos 3 y 4 (de interés fiscal). Se trata en todos los casos de comercios e industrias con elevada facturación que ya conocen la mecánica implementada por la comuna. Con todo, en función de la coyuntura actual, cualquier aporte por anticipado complica las cuentas de las compañías que, de hecho, también tienen que atender al pago de sueldos y aguinaldos.
La fecha de integración del monto será el 7 de enero, según el artículo 3 de la resolución en cuestión. En tanto, los artículos posteriores revelan las multas que recibirán quienes no integren en tiempo y forma los montos exigidos.
Con todo, el cumplimiento habitual para este tipo de solicitudes ronda 90 por ciento, por lo que es de suponer que este año debería ser similar.

Artículos destacados