Lanzan incentivos para empleadores que “blanqueen” a su personal

PRECARIO. Buscan combatir lo que la Presidenta consideró el “segundo flagelo de los trabajadores”.

La Presidenta anunció el envío de un proyecto de ley al Congreso, que tiene como objetivo regularizar a 650 mil operarios en el sector informal. Entre otros puntos, prevé la reducción total de aportes patronales para “microempleadores” que incorporen dependientes.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció en Casa de Gobierno la firma de un proyecto de ley para combatir la precarización laboral, con el cual se espera “formalizar a 650.000 trabajadores en dos años”.

El proyecto de Ley de “Promoción del Empleo Registrado”, aborda lo que la mandataria consideró “el segundo problema que tienen los trabajadores”, refiriéndose al empleo no registrado. En tal sentido, sostuvo que “la precarización del trabajo crea un disciplinamiento porque se acepta cualquier salario”. Señaló que la primera preocupación en materia laboral ha sido abordada con la creación de “más de seis millones de puestos de trabajo, el segundo problema es la precarización.

Expectativas altas
Tras detallar el contenido del proyecto enviado al congreso, Cristina afirmó que se espera “formalizar a 650.000 trabajadores en dos años” mediante el nuevo mecanismo de incentivo, y agregó que “todas las microempresas que tengan hasta cinco trabajadores no pagarán aportes patronales”.

Mediante este proyecto, el Gobierno afirma que 290 mil microempleadores resultarán beneficiados y, en principio, se destinarán $4.150 millones en beneficios para los empleadores y, de ese monto, “65 por ciento” estará dirigido a las “microempresas” para “facilitar la registración” de trabajadores.

La Presidenta señaló además que las empresas con menos de 15 empleados recibirán un descuento de ciento por ciento en el pago de aportes patronales por cada empleo que generen en el término de un año. “Vamos a redireccionar los subsidios que alientan la creación de empleo registrado en favor de las pequeñas y medianas empresas”, señaló. Además, la iniciativa contempla que los descuentos patronales se extiendan por un segundo año con 75 por ciento de descuento.

Pérdida de beneficios
“Cuando detectemos que un empleador ha violado las normas” y mantiene empleados no registrados, “la empresa va a perder todos los beneficios que recibe del Estado”, señaló Cristina, añadiendo que extenderá “los convenios de corresponsabilidad gremial”, hasta hoy sólo contemplados para la actividad rural, “a aquellas actividades que tienen temporalidad, sin afectar su competitividad”.

Detalles del proyecto
Beneficios para unos, amenazas para otros

La iniciativa beneficia a las empresas que tienen hasta cinco trabajadores,y que no son sociedades anónimas y tienen cierto nivel de facturación anual, las cuales accederán a una reducción en contribuciones patronales y un límite en las cuotas que pueden cobrar las ART.

“El objetivo central es reducir, en la medida de lo posible, los costos laborales no salariales para aquellas empresas de baja productividad. Esto no afectará ningún derecho laboral de los trabajadores”, indica el texto.

Además, prevé la creación del Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales que incluirá a todas las empresas que no registren a sus trabajadores, que contraten a niños o adolescentes fuera de los límites legales y que incurran en trata de personas para el trabajo forzado.

“Las empresas que tengan infracciones, además de las sanciones que correspondan, se las incluirá en el Registro y se les aplicará por ello restricciones que irán desde la anulación de subsidios estatales hasta la pérdida de beneficios impositivos”, indica.

También se creará un Régimen Especial y Permanente de Contribuciones a la Seguridad Social para Microempresas de menores niveles de productividad y competitividad.

Artículos destacados