Se aprobaron y están en marcha los dos primeros procedimientos de crisis

PISA EL FRENO. La motopartista Kymco es una de las firmas que ya tiene aprobado su procedimiento preventivo de crisis.

Se trata de las firmas Kymco y RAR, motopartista y autopartista, respectivamente. Desde los primeros días de abril operan con dos días de suspensión por semana. Los trabajadores cobran 75% del haber correspondiente a cada una de esas jornadas, según el acuerdo aprobado por la Secretaría de Trabajo.

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

Ya se aprobaron en Córdoba los dos primeros Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC) y desde los primeros días de abril se aplica la suspensión de dos jornadas laborales por semana, según el consenso al que arribaron el gremio, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), y los responsables de las empresas Importadora Mediterránea SA (Kymco) y RAR SA .

El dato fue confirmado a Comercio y Justicia por fuentes de la UOM que representaron a los trabajadores en los acuerdos firmados en la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

“Los procediemitnos fueron solicitados por un lapso de 60 días a partir de los primeros días e abril”, explicó la fuente, quien agregó: “Desde entonces ya se aplican las dos suspensiones por semana, que se acordaron teniendo en cuenta la gravedad de la crisis de cada una de las compañías. Es decir, en sumatoria, ya llevan cuatro días de suspensión en cada firma”.

Una vez cumplido ese período, las partes se sentarán a negociar nuevamente. En esa instancia la empresa presentará el avance de la situación de producción y allí se negociará y decidirá si el mecanismo se suspende, se extiende o se profundiza.

Cabe mencionar que el PPC es una herramienta prevista en la legislación laboral tendiente a prevenir despidos, al facilitar a las empresas un tiempo que les posibilite una corrección de sus finanzas o superar circunstancias que las jaquean económicamente; en este caso, el Ministerio de Trabajo interviene como mediador entre la empresa y sus empleados. Sin embargo, el despido con indemnizaciones disminuidas es uno de los ítem previstos en la ley.

En los casos de Kymco y RAR SA, la medida interpuesta implica que sus trabajadores cobran 75% de sus salarios en cada una de las jornadas de suspensión.

En lista de espera
En tanto -tal como informó este medio en su edición del 27 de marzo pasado-, estas empresas no son las únicas que solicitaron la apertura del PPC.

La UOM confirmó que esperan resolución o están en medio de la presentación de documentos y requisitos al menos otras tres compañías. Se trata de la autopartista Montich, cuyos referentes ya habían confirmado ese dato a este medio.

“En este caso, faltan presentar algunos documentos que son parte de los requisitos para que se apruebe el mecanismo”, explicó la fuente de la UOM.

Cosil es otra de las firmas que está en intentando lograr la apertura del procedimiento. “Este caso está en discusión. La UOM plantea que la caída en la actividad de esta fábrica no es tanta como para considerar que está inmersa en una crisis que justifique la apertura del PPC”, explicó la fuente.

Finalmente, la tercera firma que ha solicitado -según el gremio- hacer uso del PPC es Ceit Metal, aunque en este caso el sindicato de los metalúrgicos también tiene interpuestas algunas observaciones.

“Una vez que se presenta la solicitud de apertura y se presentan todos los requisitos previstos por ley, se dicute cuál será la quita de jornada de los trabajadores. En el gremio lo que hacemos es buscar que los trabajadores se vean lo menos afectados posible, por eso es que tratamos en todos los casos que se cubra 75% de su haber durante la jornada de suspensión”, explicó la fuente, y agregó: “Entramos en esa discusión una vez que se ha demostrado que los trabajadores ya pintaron sobre lo pintado y limpiaron sobre lo limpio”, dijo, en alusión a que la crisis es tal que ya no queda otra tarea por hacer en la planta que pueda ser asignada a los trabajadores.

En baja

– La mayoría de las autopartistas está afontando caídas en los planes de producción de entre 25% y 30% respecto del año pasado, según lo confirmado, oportunamenete, por la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC) a este medio. Es el caso de la autopartista Montich.

– Por su parte, Kymco sufre la aplicación de restricciones a las importaciones. Según la UOM, tienen trabadas en Aduana gran cantidad de partes. Asimismo, repercute en esta firma la caída interanual de hasta 45% en las ventas de motos ocurrido en marzo.

Artículos destacados