La Provincia redujo la deuda, antes de la refinanciación de Nación

El pasivo al 31 de marzo alcanzó $9.589 millones,  aun con una leve suba del dólar, que impactó sobre el pasivo en esa moneda. Al primer trimestre, el resultado financiero fue de $98,9 millones. Baja ejecución del gasto de capital.

La deuda de la Provincia se redujo levemente en el primer trimestre del año respecto al cierre de 2009 y antes de la refinanciación de pasivos dispuesta por el Gobierno nacional.

Según datos de la ejecución presupuestaria al 31 de marzo, el pasivo alcanzó $9.589 millones, $28 millones menos que al 31 de diciembre último. La cifra, ciertamente irrisoria, no deja de tener significación toda vez que el pasivo mostraba un crecimiento progresivo en cada trimestre. Paralelamente, cobra mayor trascendencia si se considera que hay un alto pasivo en dólares y en ese período el valor de la divisa creció de $3,80 a $3,878, según datos oficiales.

Buenas perspectivas

En tanto, al primer trimestre la Provincia registró un resultado financiero final de $98,9 millones, sensiblemente mayor al registrado en igual período de 2009.

El resultado se asentó en un aumento de los ingresos -en torno a 26,5%-, por encima del crecimiento del gasto, que subió 21,4%, siempre en la comparación interanual.

La ecuación mostró un cambio de tendencia respecto a la evolución que verificaban ambas variables, principalmente durante el primer semestre del año pasado cuando las erogaciones crecían en un porcentaje superior a los ingresos.

Incidieron fuerte en el resultado positivo el gasto salarial estable -las subas acordadas impactarán desde el segundo trimestre- y una subejecución de las erogaciones de obra pública. Según los datos oficiales, apenas se ejecutó 10 por ciento de los fondos previstos.

El ahorro registrado en el primer trimestre sumado a que en el segundo semestre no habrá erogaciones por el pago de intereses de deuda producto de la refinanciación con la Nación, auguran un cierre del ejercicio con resultado cuanto menos equilibrado. La situación difiere sensiblemente de la estimada en principio por la Provincia que, según el Presupuesto 2010, pronosticaba un déficit financiero de $281 millones.

La demorada ejecución presupuestaria ingresó sólo ayer a la Legislatura, luego del regreso del ministro de Finanzas, Ángel Elettore, de Estados Unidos.

Artículos destacados