La obra pública podría elevar un 50% la actividad minera

Los empresarios mineros de la provincia tienen muchas expectativas en el plan de obras públicas lanzado por el Gobierno nacional y estiman que la actividad del sector puede recuperarse un 50% por sobre los niveles con que cerró el 2008. Si bien desde la cámara que los congrega reconocen que dentro de los anuncios “hubo algunos nuevos y otros conocidos”, confían en que pueda avanzarse en algunas obras viales ya “emblemáticas” para Córdoba.
“Estamos expectantes por los anuncios del Gobierno nacional; son importantes, aunque en realidad hay muchos que ya eran conocidos”, explicó Hugo Apfelbaum, presidente de la Cámara Empresaria Minera de Córdoba (Cemincor). El dirigente señaló que en el sector son “optimistas” y que “seguramente habrá obras, más aún en un año electoral”. En ese sentido, los empresarios cuentan también los emprendimientos previstos por el Estado provincial.

Si bien existe una importante producción de minerales industriales (como cuarzo, fluorita, feldespato o carbonatos) y ornamentales (como granitos o mármoles), la minería cordobesa se caracteriza por la generación de áridos. Estos son materia prima básica para la construcción, fundamentalmente para buena parte de las obras requeridas por los sectores agrícola y público. De allí el profundo impacto que el plan oficial puede tener en la minería de la provincia.
En Córdoba se producen unos seis millones de toneladas de áridos por año (500 mil por mes), pero a fines de 2008 esas cantidades se redujeron. “En los últimos meses tuvimos una caída del 30% en la demanda. Nuestra aspiración es que, con las obras anunciadas, podamos volver a los niveles del año pasado e incluso incrementar un 20% nuestra actividad”, explica Apfelbaum.

Los empresarios confían en la motorización de algunas obras ya bastante conocidas por los cordobeses. Una de ellas es la culminación de la autopista Córdoba – Rosario, que ha sufrido reiterados retrasos y de la cual aún falta completar varios tramos. Otras dos son las autovías de Córdoba a Río Cuarto -que aún no se ha empezado- y la que une las ciudades de Santo Tomé y San Francisco -en la cual se han realizado obras muy preliminares-. Por último, los empresarios mineros también apuestan al cierre del anillo de Circunvalación de la capital provincial y a la concreción de otras obras viales menores a lo largo del territorio cordobés.
“Con que sólo se concretara la mitad de los anuncios, seguramente no tendríamos despidos ni suspensiones durante 2009”, estimó Apfelbaum. El titular de la cámara del sector se mostró confiado respecto de que “la reactivación puede darse muy rápido, porque hay muchas obras que estaban en ejecución y se paralizaron, como el caso de las obras en la ruta 13”.

Artículos destacados