La deuda cordobesa subió 102% en un año y ya supera $30 mil millones

ESCENARIO. El TSJ cordobés desestimó el planteo contra el Estado provincial.

Sólo en 30 días creció $2.149,1 millones porque en octubre se emitió un título por US$150 millones. Entonces aún no había impactado el acuerdo entre Schiaretti y Macri por la Caja de Jubilaciones, que incluía una reducción del pasivo con la Nación, entre otros puntos. El rojo en dólares representa 82,45% del total. En el corto plazo vence 66%. Por nuevas colocaciones, este año llegará a rozar $50 mil millones 

La deuda pública de la Provincia de Córdoba alcanzó al 31 de octubre pasado 30.494,6 millones de pesos, 7,58 por ciento más que 30 días atrás y 102,13 por ciento superior a octubre de 2015.
En tanto, este año el pasivo podrá orillar 50 mil millones de pesos en función del programa financiero incluido en el Presupuesto 2017.
El pasivo informado por la Provincia subió desde septiembre 2.149,1 millones de pesos.
El aumento se produjo básicamente por la colocación de un nuevo título de deuda, esta vez por 150 millones de dólares a 7,125 por ciento anual, con vencimiento en 2026.
La emisión -cuyos responsables fueron el Banco de Córdoba y Puente Hnos.- se concretó como parte de la estrategia para financiar los gasoductos troncales que habían sido adjudicados a la empresa brasileña Odebrecht.
Esa colocación llevó al crecimiento de la deuda y neutralizó la baja en el resto de los pasivos, incluso los nominados en dólares.
Es que en octubre, la cotización del dólar alcanzó 15,40 pesos por unidad, levemente por debajo de los 15,50 con los que había cerrado septiembre.
Respecto a la deuda en pesos, si bien bajó levemente -alcanzó 5.257,9 millones de pesos al 31 de octubre-, aún no había impactado el acuerdo firmado entre el gobernador Juan Schiaretti y el presidente Mauricio Macri respecto a la Caja de Jubilaciones. Ese convenio incluía, entre otros puntos, una compensación de deudas por 3.029 millones de pesos para Córdoba, esto es una reducción neta del pasivo con la Nación por ese valor. Ese monto incidía en la deuda consolidada con la Nación y cancelaba la totalidad del crédito por 540,6 millones de pesos otorgado durante la gestión de Cristina Fernández para paliar las inundaciones en Sierras Chicas de febrero de 2015, que la Provincia aún debe devolver al Gobierno nacional.
Como fuere, una vez imputado ese monto, el pasivo se reducirá en igual magnitud y los pagos de intereses y capital por el remanente se reducirán sensiblemente.
Pero, en función de los datos informados por la Provincia, al 31 de octubre pasado esa situación aún no había ocurrido, al menos con los números de la deuda.
Por lo demás, el fortísimo incremento del pasivo entre octubre de 2015 y octubre pasado se debió principalmente a la emisión de un título por 725 millones de dólares en el mercado externo.

Con vencimiento en 2021 y  colocado a una tasa del 7,125 por ciento nominal anual, ese bono implicaba al 31 de octubre pasado una deuda de 10.983,7 millones de pesos -siempre al tipo de cambio del momento-.
En tanto, siguen pendientes los vencimientos de los Boncor 2017 que aún no se cancelaron por el rescate anticipado ocurrido a mitad de año justamente con parte de los fondos obtenidos por el bono emitido en el mercado externo.
De esta forma, el pasivo en dólares siguió aumentando respecto a la deuda total y al 31 de octubre pasado representó 82,45 por ciento.
Parte del incremento de la deuda en el último año, además de la emisión de nuevos bonos nominados en dólares, tuvo relación con la variación del tipo de cambio.
De hecho, en octubre de 2015 el dólar se ubicaba en 9,546 pesos por unidad. En tanto, un año después llegó a 15,40 pesos. Esa variación, sumada a la toma de nueva deuda, explicó el incremento del pasivo total.
Por lo demás, si se computare la deuda en dólares al tipo de cambio del viernes último, el pasivo sería aún más abultado. Si bien el dólar descendió en las últimas dos ruedas, cerró la semana en 16,15 pesos por unidad. Ese valor, multiplicado por los 1.632,6 millones de dólares de la deuda de la Provincia en esa moneda, lleva a un rojo de 26.366,4 millones de pesos, más de 1.200 millones de pesos extra respecto a octubre, sólo por la devaluación del peso.
En cuanto a la deuda por plazos, 66,21 por ciento del pasivo es de corto plazo (vence en los próximos 5 años), 9,28 por ciento es de mediano plazo (vence en un período de entre cinco y 10 años) y el 24,51 por ciento restante es de largo plazo, toda vez que tiene vencimiento dentro de 15 años, desde octubre de 2026.
La Provincia insiste en que si bien hubo una fuerte alza del pasivo, el volumen de la deuda se encuentra dentro de los ratios considerados normales por las calificadoras de riesgo. En esa relación se incluye la comparación con el Producto Geográfico Bruto (PGB) y con los ingresos totales.
De todas formas, la alta exposición de la deuda en dólares y la volatilidad de esa moneda en Argentina lleva a tener dudas respecto al manejo que pueda hacer la Provincia del pasivo en caso de un abrupto movimiento de la divisa tanto por causas internas como externas.
Finalmente, la Provincia recuerda que buena parte del pasivo tiene relación con la ejecución de obras de infraestructura y no con cubrir gasto corriente.

Artículos destacados