La bolsa porteña se movió en terreno negativo

Los operadores fueron prudentes y siguen pendientes de los mercados extranjeros, sobre todo los de la zona euro.

Los especialistas coinciden en que el mercado está inmerso en un período de volatilidad y sin noticias que provoquen una reacción en los precios. En ese contexto, el índice Merval de las empresas líderes quedó 0,56 por ciento abajo, en 2.168,99 unidades.

A su vez, la prudencia que no ocultan los operadores y que se insiste en que no es ajena a las expectativas que se manejan fronteras afuera, desembocó en otra caída de los bonos de la
deuda. Uno de los más golpeados por las ventas fue el cupón PIB en pesos, que perdió 5,65 por ciento.

«El mercado está casi como esperando noticias de otros lados, con bajo volumen y bajo nivel de expectativas favorables», dijo  Ricardo Maied, de Federal Bursátil.

El epicentro de las dudas sigue siendo la salud de varios países de la zona del euro, que no logran convencer de la posibilidad de salir de la crisis que se inició en Grecia y generó planes de ajustes en España, Italia, Portugal, Gran Bretaña y Alemania.

Ahora la nueva preocupación se focaliza en Hungría hasta tanto no aparezcan otras zonas con dificultades que presionen al Banco Central Europeo , que el jueves deberá resolver si continúa con las tasas referenciales del 1,00 por ciento anual.

El mal clima global se tradujo hoy en un descenso del 1,11 por ciento en la Bolsa de Londres y del 1,21 en París, mientras que en Atenas las acciones se derrumbaron 5,45 por ciento.

Luego Wall Street siguió los pasos de los mercados europeos y quedó con un descenso del 1,16 por ciento en el índice industrial Dow Jones.

En la Bolsa porteña y entre los papeles más líquidos que incluye el panel Merval sobresalió la mejora de Banco Francés, con un margen del 1,76 por ciento. Para abajo se encolumnaron, entre otros, las siguientes empresas: Petrobras Energía, -2,26; Aluar, -1,63; Siderar, -1,38; Tenaris, -1,35; y Banco Hipotecario, -0,68 por ciento.

El marco de volatilidad tampoco resultó beneficioso para los bonos de la deuda y en este caso el embate de las ventas tuvo uno de sus mayores impactos en el Discount en pesos, que perdió 4,22 por ciento.

Entretanto, el índice de riesgo país que elabora la banca JP Morgan, que mide el diferencial de tasa entre los títulos públicos argentinos y sus pares estadounidenses, se incrementó 29 puntos básicos a 845 unidades. (Télam)

Artículos destacados