Intiman a la Nación por deuda de $1.220 millones con la Caja

La Provincia intimó ayer al Gobierno nacional a remitir en un plazo de 10 días hábiles un total de 1.220 millones de pesos, producto de déficits impagos a la Caja de Jubilaciones correspondientes a los períodos 2002 a 2007.
El emplazamiento fue confirmado a Comercio y Justicia por fuentes del Ejecutivo provincial quienes señalaron que, vencido ese plazo, la Provincia avanzará en una presentación ante la Corte Suprema de Justicia.
En tanto, la intimación por el incumplimiento del envío de la cuota de abril del déficit de la Caja, recién se concretará la semana próxima atento al “poco tiempo” transcurrido desde el vencimiento del pago, el 30 de abril pasado.
La decisión de emplazar a la Nación por el pago de la supuesta deuda generada con el organismo previsional había sido anunciada tiempo atrás por el gobernador Juan Schiaretti luego de tensarse la relación política entre las partes y a partir de la demora en el envío de los fondos del Programa de Asistencia Financiera (PAF) y de los fondos para la Caja correspondientes al acuerdo 2009, que estipulaba el pago de 690 millones de pesos ajustados a la movilidad nacional y en cuotas mensuales y consecutivas.

En ese marco, la Provincia dio por concluido el período de 90 días solicitado por la Nación -vencía a fin de mayo- para negociar la deuda vencida y resolvió avanzar decididamente en reclamar el desembolso.
La solicitud firmada por el gobernador Schiaretti incluye el monto total aunque hay dos etapas en la exigencia. La primera, que comprende el déficit desde 2002 a 2006 por 553 millones de pesos, montos que ya fueron auditados por Anses y nunca girados.
En tanto, el resto de los fondos, 667 millones de pesos correspondientes a 2007, nunca fue certificado por el organismo previsional nacional. En ese tramo está en juego la consolidación dentro o fuera del déficit del denominado Fondo Compensador que se constituye con un aporte extra de los trabajadores activos. En caso de excluirse, el déficit a pagar por la Nación rondaría los 900 millones, admiten desde la Provincia.
Como fuere, la Provincia parece decidida ahora a reclamar los fondos en momentos en que flaquean las cuentas públicas, al límite producto de la fuerte merma en los envíos coparticipables aunque con un deterioro progresivo ante la falta de remisión de los fondos del PAF (el martes recién llegó la cuota de marzo) y de la Caja, cuyo déficit debe salir de las arcas del Tesoro provincial.

Artículos destacados