En septiembre, 22.300 personas perdieron su empleo registrado

En la comparación interanual, la baja fue de 0,6%, lo que significa que desde el noveno mes del año pasado, 70.000 trabajadores se vieron afectados. De entre ellos, 1.700 se ocupaban en el sector privado, 4.400 en el sector público y 64.000 estaban inscriptos como monotributistas sociales

El empleo registrado cayó 0,6% interanual en septiembre pasado, lo que implica que 70.000 personas quedaron sin trabajo desde el noveno mes del año pasado. De entre ellas, 1.700 se ocupaban en el sector privado, 4.400 en el sector público y 64.000 estaban registradas como monotributistas sociales, de acuerdo con la información difundida ayer por la Secretaría de Trabajo y Empleo de la Nación.
Sobre la situación y evolución del trabajo asalariado privado, la secretaría que depende del Ministerio de Producción y Trabajo indicó que en septiembre se contabilizaron 6,18 millones de trabajadores, es decir, 29.000 menos que durante el mes anterior, mientras que en la medición interanual la caída fue de 35.600 puestos.
Si se toman los datos desestacionalizados, los asalariados del sector privado en septiembre decrecieron 0,3% respecto del mes anterior.
«Septiembre es el mes siguiente al shock cambiario que se da en la última semana de agosto, así que es un mes difícil. El empleo viene resistiendo pero en septiembre vemos una caída», señaló el director Nacional de Estudios y Estadísticas, José Anchorena, al presentar los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

Asimismo, observó que «la actividad cae 5,8% interanual, mientras que la caída interanual de empleo registrado fue de 0,6%. El empleo está siendo bastante inelástico, por eso decimos que resiste. Los empleadores pueden estar pensando en una recuperación de la demanda».
Y agregó: «A medida que nos alejamos del shock cambiario empieza a mejorar levemente el empleo. De fines de septiembre a noviembre vemos que se empieza a restablecer confianza en el sistema macro y empieza a subir la tasa de vinculaciones. Veremos si continúa en los próximos meses».
La información suministrada contabilizó 12.182.000 trabajadores registrados en septiembre, lo que significa una baja de 22.300 trabajadores, equivalente a 0,2% respecto de agosto, en términos desestacionalizados.
En tanto, el salario promedio en el sector privado se situó en $31.898, lo que muestra una suba de 27% pero una caída en términos reales de 9,6%, si se tiene en cuenta la inflación.
En este contexto, Anchorena sostuvo que es importante lo que pase en los próximos meses con el consumo. «Si el salario real se va recuperando en el primer trimestre del año que viene, con negociaciones paritarias y bonos, el consumo va a acompañar, tal vez con algún rezago, pero va a acompañar este aumento», concluyó.

“Inelasticidad”

Anchorena observó que «la actividad cae 5,8% (en septiembre, para la comparación con respecto a igual mes del año anterior), mientras que la caída interanual de empleo registrado fue de 0,6%. El empleo está siendo bastante inelástico, por eso decimos que resiste. Los empleadores pueden estar pensando en una recuperación de la demanda».

Artículos destacados