Empresarios piden quitar los impuestos distorsivos

Es una de las principales demandas que surgen de la encuesta realizada por IDEA. También piden clarificar las reglas de juego y resguardar la propiedad.

La eliminación de impuestos distorsivos -en especial vía cambios en Ganancias-, una política fiscal proinversión, el financiamiento a largo plazo y la “clarificación de las reglas de juego” son las principales medidas reclamadas por grandes empresas para promover la inversión.
Las opiniones surgen de una encuesta difundida por el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), que mostró para el primer semestre resultados “algo inferiores a lo previsto hace un año”, explicó su autor, Eduardo D´Alessio, en una rueda de prensa.

Las demandas
Sobre los principales factores para aumentar la competitividad del país, 53 por ciento de los empresarios apuntó a un “mejoramiento de educación”, 42% a una reforma impositiva y 41% al “resguardo de la propiedad privada”. El 59 por ciento de los consultados reclamó la eliminación de impuestos distorsivos, 54% una política fiscal proinversión y 53%, financiamiento de largo plazo.

En el caso de los “impuestos distorsivos”, el más cuestionado es el que grava las ganancias de las empresas sin permitir que las utilidades se ajusten por inflación, lo cual genera una ganancia ficticia que obliga al sector privado a pagar muchos más impuestos que los que les correspondería.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El trabajo de D´Alessio Irol, que sondeó la opinión de 192 ejecutivos de empresas de primera línea, reveló que para 47 por ciento el primer semestre fue entre “moderadamente peor y mucho peor”, mientras que para 38% no tuvo cambios. “No hay perspectivas de mayores cambios, dado que se muestra un mantenimiento de la tendencia para el segundo semestre del año”, señaló D´Alessio.

Macroeconomía
A Dante Sica -titular de la consultora Abeceb.com y ex secretario de Industria- le tocó realizar un panorama sobre la macroeconomía. Señaló que este año Argentina necesitará importar unos 15.000 millones de dólares en combustibles.
“Estimo que el producto bruto crecerá 2,5 por ciento y que las reservas se amesetarán o seguirán cayendo”, sostuvo Sica, quien dijo que el crecimiento del sector automotor en el segundo semestre no tendrá la incidencia que tuvo en el primero porque la comparación se hará con un período cuando ese rubro tuvo un comportamiento positivo.

En cuanto al nivel de empleo, D´Alessio dijo que de la encuesta surge que “no hay horizonte de aumento” en la demanda de empleados, pero tampoco despidos.

El sondeo mostró, además, que el sector empresarial acusa una pérdida de rentabilidad en 51 por ciento de los casos, porque los aumentos salariales y otras subas de costos no pudieron ser trasladadas a precios. La encuesta señaló también que más de 80 por ciento de las empresas opera por arriba de 70% de su capacidad, un nivel considerado “comprometido”.
Al ser consultados los empresarios sobre los niveles de inversión previstos para 2014, en promedio alcanza 12 por ciento de las ventas. La mayoría de las inversiones previstas por las grandes empresas será destinada a lo que se denomina “inversión blanda”, que incluye desarrollo de nuevos mercados y capacitación.

Artículos destacados