El precio internacional del maíz le ganó lejos a la soja

El cereal se alzó con 52 por ciento de aumento durante el año, contra 40% del trigo y sólo 23% de la soja.

Tomando como referencia el mercado de Chicago, que en materia de granos dicta  pautas de cotización, el maíz  es el que mayores subas de precios observó a lo largo del año, entre los cultivos exportables de Argentina.

Mientras que en los últimos doce meses el trigo y la soja ganaron 40 y 23%, respectivamente, el maíz se alzó con 52 por ciento. Al respecto, desde la consultora Abeceb.com destacaron que “el maíz argentino tendrá un buen 2011 pero con amenazas en el horizonte”. El campo  cordobés tomó nota del comportamiento del mercado internacional y para la próxima campaña mantendrá la superficie sembrada con soja, en tanto que aumentará 10% la de maíz.

Entre los factores alcistas cabe destacar que el último informe publicado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) arrojó un recorte en la estimación de maíz de 1,1 millones de toneladas para la campaña 2010/11, principalmente debido a un menor rendimiento del cultivo en este país. Esta situación lleva a Estados Unidos a registrar el menor stock de este grano de los últimos 15 años.

Por otra parte en China, si bien mejora el dato de producción, ya se prevé una escasez de maíz, algodón y azúcar para el año entrante debido a las desfavorables condiciones meteorológicas a las cuales este país se enfrentó a comienzos de la época de siembra. Cabe destacar que China es actualmente el segundo mayor comprador global de maíz y esta situación aumenta en 5 millones de toneladas la estimación de demanda en relación con la campaña anterior. Este panorama podría ser particularmente positivo para Argentina, ya que típicamente las compras chinas estuvieron dirigidas a Estados Unidos.

Asimismo, la agencia norteamericana de Protección Ambiental (EPA) incrementó el contenido máximo de etanol en gasolina a 15 por ciento. Esta medida confirma la creciente importancia que los biocombustibles tienen en la demanda de maíz, ya que este corte con biocombustible se genera principalmente a base de este grano.

Entre los factores que presionan a la baja y que generan vaivenes en el precio del maíz también se encuentra la inestabilidad macroeconómica que se observó en los últimos meses. En primer lugar, los riesgos que enfrenta Europa a raíz de la situación de Irlanda -que atenta contra el valor del euro-, contribuyendo como contrapartida al fortalecimiento del dólar.

Otro efecto derivado de la esfera bursátil puede hallarse en la especulación en torno a las medidas contra la inflación que implementará el gobierno chino. Estos anuncios incluyen control de precios así como una suba en las tasas de interés, estrategia política que fue recibida por los mercados como negativa.

El mercado local, si bien se ve condicionado externamente por la evolución de las cotizaciones internacionales, posee una dinámica propia.

En su último informe mensual, el Ministerio de Agricultura estimó una producción de 22,7 millones de toneladas de maíz para la campaña 2009/10, lo cual implica un incremento de 73% respecto al dato anterior.

Asimismo, la evolución de la siembra nacional para la campaña 2010/11, si bien presentó alguna dificultad aislada por problemas de humedad, demuestra un avance de 78%, contra el 68% que se registró a esta altura del año en la campaña previa. La producción de maíz para 2010/11 está estimada, según el Ministerio, en 26 millones de toneladas.

Respecto a la exportación de la producción local, las autorizaciones de ROE verde emitidas en 2010 sumaban unas 13,9 millones de toneladas, de las cuales se estima que 13,5 millones corresponden a la campaña 2009/10. El cupo reservado a consumo fue dispuesto en 8 millones de toneladas, lo cual dejaría un saldo exportable de 18 millones de toneladas. No obstante, el cupo de exportación permitido llega  por ahora a los 5 millones.

Artículos destacados