El Municipio cerraría con un déficit de $100 millones

La Municipalidad de Córdoba cerraría el ejercicio 2008 con un déficit fiscal de 93 millones de pesos y financiero de 98 millones.
La cifra, superior a los 80 millones de pesos pronosticados por el intendente Daniel Giacomino a Comercio y Justicia 20 días atrás, fue estimada por el economista Nadin Argañaraz, del Ieral, quien señaló que el estudio es en base a datos oficiales a agosto y a una proyección para el cierre del ejercicio conforme información sobre la evolución de las cuentas públicas durante años anteriores.
En ese marco, Argañaraz indicó que el resultado financiero hasta el 31 de agosto ascendía a 136,5 millones de pesos, siempre negativo, que “estaría reflejando prácticamente en su totalidad la existencia de rezagos en los pagos a proveedores y contratistas o deuda flotante, es decir la manifestación de la dificultad de cubrir a corto plazo el gasto devengado o comprometido, con los recursos disponibles en el período”, indicó.
En los primeros ocho meses de 2008, comparado con igual período de 2007, los ingresos crecieron un 27%, mientras que los gastos totales comprometidos lo hicieron a una velocidad sustancialmente inferior, el 16%.

El dato clave, indica el economista, es que la desaceleración de los gastos fue producto de un fuerte recorte en las erogaciones para obra pública.
En tanto y en función de las proyecciones para el cierre del año, Argañaraz estimó que los ingresos treparían hasta $1.170 millones frente a un total de erogaciones de $1.263 millones, de modo que el déficit fiscal alcance a $93 millones, un 7,4% del gasto total.
Asimismo, si no aparece financiamiento adicional, se impondría un resultado financiero negativo de alrededor de $98 millones.
En tanto, si se resolviera mantener los niveles de ejecución de obra pública en línea con 2007, debieran sumarse $50 millones al gasto (y al déficit) estimado.
En ese marco, Argañaraz consideró que el cierre del año “presenta complicaciones en materia fiscal y financiera para el municipio y que el endeudamiento acumulado genera complicaciones para el futuro. Será clave evaluar la política de gastos y de ingresos que el gobierno municipal plasme en el proyecto de ordenanza de presupuesto para 2009”, indicó el economista.

Artículos destacados