El Banco Central se acopla a la lucha antiinflacionaria

El ministro de Economía, Amado Boudou, y la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, lanzaron ayer el Consejo Coordinador de Políticas Monetarias, Cambiarias y Financieras, con lo cual se puso en marcha -por primera vez en casi veinte años- la participación de la autoridad monetaria argentina en la política económica nacional.

Con un acto de rigor realizado en el microcine del ministerio de Economía, después de una extensa reunión con la presidenta Cristina Kirchner en la Casa Rosada, el Gobierno oficializó además la incorporación del Central al plan de lucha contra la inflación, que tuvo ayer por la tarde su primera prueba de fuerza.

Formadores de precios
Efectivamente, en la tarde ayer los máximos ejecutivos de las compañías líderes del sector alimentario como Mastellone, Molinos, Arcor, Quilmes y Cargill concurrieron al Banco Central a una reunión a la que fueron convocados como integrantes de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) con la propia Marcó del Pont y el vicepresidente de la entidad, Miguel Angel Pesce.

Los “formadores de precios” del principal componente del índice inflacionario nacional fueron citados para expresar cuáles son las necesidades crediticias de las empresas para que aumenten su producción y afronten la mayor demanda de los consumidores, factor que en la evaluación del Gobierno es la principal causa de la suba de precios.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Esta tesis fue ratificada ayer por Boudou, al descartar nuevamente que la Argentina esté sufriendo un "proceso inflacionario" y reconocer que "existen problemas en productos determinados" por la escasez de oferta.

"Buscaremos que las tensiones que hay se resuelvan vía mayor oferta de bienes" de consumo, aseguró el ministro de Economía en conferencia de prensa con Marcó del Pont a su lado, quien a su vez graficó que los problemas de aumentos de precios “tienen más que ver con lo que pasa con la oferta, con «cuellos de botella», la baja de productividad, la necesidad que aumente la capacidad instalada", ejemplificó.

Es por esto que el Central busca realizar un "mapeo" de las necesidades de financiamiento y de los proyectos de inversión de las empresas alimentarias, "para ver qué se puede aportar para que el sistema financiero las atienda de manera que se canalicen recursos ociosos hacia la producción".

Boudou sostuvo ayer: "Vamos a enfrentar un 2010 ideal" y que "este año se retoma el crecimiento con inclusión social". En esa línea, el nuevo Consejo de Coordinación será "un ámbito de discusión que permita potenciar las políticas públicas" buscando, como explicó Marcó del Pont, “coordinar las políticas macroeconómicas con las financieras y cambiarias" para evitar superposiciones "que puedan anular los efectos" de una y otra.

El nuevo Consejo tiene como objetivo coordinar las políticas macroeconómicas con las financieras y cambiarias y su primera tarea será "evitar tensiones" en los precios y "aumentar el empleo y la inclusión social".

La primera tarea del Consejo Económico
poner paños fríos a los mercados
Mercedes Marcó del Pont fue saludada en su primer día de gestión

Artículos destacados