Dos de cada tres empresas espera estar mejor en 2010

La mitad de las empresas argentinas consultadas asegura estar mejor que a principios de 2009 y dos de cada tres esperan que su situación mejore este año, un cambio de expectativas que refleja el fin de la recesión y el inicio de la recuperación económica.

La mejora de la tendencia se refleja en las proyecciones macroeconómicas de las empresas, ya que nueve de cada diez estiman que este año la economía retomará la senda del crecimiento, con un incremento promedio esperado del PBI de 3,9%.

Así lo indicó un informe de SEL Consultores sobre la situación social y laboral en la Argentina, según los resultados de la Encuesta de Clima de Negocios realizada entre 146 directores, gerentes de administración y finanzas y controllers de empresas líderes y medianas del país.

En tanto, al ser consultadas respecto de su propia evolución, las empresas fueron más moderadas y la proporción que piensa que su firma estará mejor en 2010 es de 66%. En el trimestre anterior opinó así el 59%.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

“Si bien claramente mayoritaria, ésta es 21 puntos más baja que cuando se trata de opinar sobre la recuperación macroeconómica (en el trimestre previo la diferencia entre las expectativas macro y micro era de 15 puntos)”, destacó la consultora.

Todo sube
La inflación y la suba en los costos aparecen como los problemas que más afectan. Su peso se duplicó respecto del trimestre anterior: ahora es 69% versus 31% de entonces.
La hipótesis promedio de inflación con la que trabajan las compañías para este año es de 17%. Esto sugiere una brecha de 11 puntos respecto de la estimación oficial.

En tanto y consistente con su hipótesis de inflación, las empresas estiman un aumento de salarios de 16%.

En el ámbito más general de los problemas económicos del país, la inseguridad jurídica encabeza la lista, seguida por la incertidumbre política y la falta de confianza, que también muestran una tendencia creciente: 53% contra 38% en el trimestre anterior.

“Esto explica, en buena medida, el retraso en la toma de decisiones de inversión”, destacó SEL.

Actividad y empleo
En el trimestre anterior, las ventas de la mayoría de las firmas aún estaban por debajo de los niveles de un año antes. Ahora, algo más del 40% declara cerrar 2009 con una mejora respecto de 2008, y un 20% adicional señala que queda sin cambios.

Para 2010, tres de cada cuatro esperan un incremento real de ventas, si bien –en línea con las expectativas microeconómicas- la mitad cree que será inferior a 10%. En cualquier caso, es un cambio de tendencia.

La baja de la actividad afectó la demanda laboral. El 28% de las empresas redujo la dotación, si bien hacia el final del año la caída se recortó a 0,8%.

En 2010, dos de cada tres compañías prevén mantener la dotación en su nivel actual, y poco menos de un tercio espera aumentar su demanda laboral.

Tras la recesión, 40% de las empresas espera aumentar sus inversiones, aunque en la mitad de ellas se trata de programas de mantenimiento.

Artículos destacados