Devaluación en Venezuela podría impactar en las exportaciones de autos

Con el objeto de restringir las importaciones y mejorar la competitividad de los productos venezolanos, el presidente de ese país, Hugo Chávez, dispuso días atrás una devaluación de su moneda. Un estudio privado calculó que esa medida podría impactar de manera negativa en la mitad de las exportaciones argentinas al país caribeño y, en el marco de esa retracción, los productos más afectados serían los automóviles -buena parte de ellos fabricados en Córdoba-, las manufacturas de hierro, los medicamentos comerciales, los aparatos eléctricos y los plásticos.

El pasado 8 de enero el Banco Central de Venezuela eliminó la tasa de cambio que establecía un valor de 2,14 bolívares por dólar. En su lugar estableció las paridades de 2,60 bolívares para ciertos “productos básicos” y 4,30 bolívares para el resto.

Dentro de los productos considerados “básicos” se incluyeron, entre otros, los surgidos de las importaciones venezolanas en los sectores de alimentos, salud, educación, maquinarias y equipos. Para todos ellos la devaluación fue menor.

Impacto en Argentina
De acuerdo con un trabajo realizado por la consultora Abeceb, los rubros afectados por la devaluación de Chávez “representarían para Argentina una pérdida en ventas por 500 millones de dólares”.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El informe precisó que los productos que se verían afectados por la medida serían los autos, las manufacturas de hierro, los medicamentos comerciales, los aparatos eléctricos y los plásticos, entre otros. “Estos sectores ahora serían más caros para los venezolanos”, sintetizó la consultora.

Abeceb subrayó además que “el efecto puede ampliarse si tenemos en cuenta que el Gobierno venezolano adjudicó a Argentina un cupo de importación de 10 mil automóviles que antes se compraban a Colombia. Con esta nueva medida está por verse si Venezuela tendrá la capacidad de absorción de dicho cupo, debido a la posible caída de la demanda”.
Como otros países lo hicieron luego de la crisis desatada en 2008, Venezuela intenta por medio de esta devaluación restringir sus importaciones. Por ello, parte de las ventas argentinas al país caribeño, así como las de todos los países del Mercosur, se verán afectadas.

La profundidad del impacto dependerá de la capacidad de la industria venezolana de sustituir los bienes que le exportan los países de la región. “Si tiene capacidad productiva, entonces dichas exportaciones se perderían, ya que el quiebre en la relación de competitividad entre productos argentinos y venezolanos sufrirá un quiebre muy fuerte”, anticipó el trabajo de Abeceb.

Agregó además que si Venezuela “no tiene capacidad sustitutiva, las exportaciones argentinas igual caerán, por la reducción de la demanda interna” en ese país.

Hasta octubre del año pasado, las exportaciones argentinas a Venezuela estaban compuestas primariamente por alimentos -un sector que sufriría menos el impacto-, maquinaria agrícola e insumos para la industria. Del total vendido en 2009, 11% correspondió a alimentos de origen animal, 6,5% a aceite de soja, 2,5% a autopartes y repuestos de automóviles, seis por ciento a tubos sin costura y dos por ciento a tractores.

Artículos destacados