Cristina anunció acuerdo con molineros para frenar las protestas del campo

La presidenta Cristina Fernández anunció la firma de un convenio con industriales harineros para la compra de trigo con tasas de 14%, subsidiadas en 50%, por el Estado nacional.
“Vamos a dar créditos para comprar un millón de toneladas a precios plenos”, anunció la jefa de Estado al encabezar un acto en Casa de Gobierno.

Si bien la mandataria no lo mencionó en su discurso, el convenio contempla tasas para los molineros de un 14% y el Estado nacional subsidiará el 7%.

Así el Gobierno aseguró los créditos para que los molineros salgan a comprar trigo, ya que los industriales harineros no estaban adquiriendo ese grano debido a su alto precio, lo que afectaba la situación de los productores.

Cristina hizo el anuncio luego de que el martes la Mesa de Enlace entregó en el ministerio de Agricultura un ultimátum para la liberación de exportaciones de trigo y la devolución de las retenciones, so pena de dar comienzo a nuevas medidas de protesta.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

De acuerdo con el convenio, el ministerio otorga una subvención de 50%, pagando por 180 días 3,5% de interés, contra 70% en garantía granaria.

Durante el acto, la Presidenta destacó además que hay “1.148.00 de toneladas más de trigo, que se suman al remanente de nueve millones de toneladas” de ese grano. “Con lo cual tenemos cubierta la seguridad alimentaria de los argentinos” (estimada en seis millones de toneladas) y además tenemos excedente para exportar”, destacó.

También subrayó -en alusión al conflicto con el agro- que “cuando nos sentamos a trabajar en cosas concretas y dejamos las peleas personales que los argentinos no se merecen, somos capaces de llegar a acuerdos como éste que benefician a los productores y a todos los argentinos”.

El convenio con los industriales harineros fue el resultado del trabajo conjunto entre equipos técnicos del Ministerio de Agricultura, las entidades rurales y el Banco de la Nación.

Emergencia
El gobernador Juan Schiaretti firmó ayer el decreto por el que se declara la emergencia y/o zona de desastre, según corresponda, en el sur provincial afectado por las inundaciones. De esta manera, los productores perjudicados tendrán derecho al diferimiento o exención del Impuesto Inmobiliario Rural y otras tasas provinciales que gravan los campos, a la vez que a la refinanciación de pasivos y a líneas de créditos especiales que establezcan los bancos e instituciones oficiales. La medida alcanza a 150.000 hectáreas ubicadas en tres pedanías del departamento Presidente Roque Sáenz Peña (San Martín, La Amarga y La Paz) y a una pedanía del departamento Río Cuarto (Cautiva).

Artículos destacados