Córdoba cosechó casi 932 mil toneladas más de soja que su récord histórico

Según estimaciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería local, con más de 98% de la siembra levantada, la Provincia produjo 14.010.250 tn, 7,12% más que el año pasado.

La Bolsa de Cereales porteña dio por finalizada la campaña nacional de soja 2009-2010 con 55.033.800 toneladas cosechadas, volumen que marca un nuevo récord histórico.

La cifra superó en más de siete millones de toneladas la producción obtenida durante el ciclo 2007/08, que fue de 48.018.443 toneladas, según aclaró el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la entidad.

En ese contexto y con 98% de la cosecha cordobesa levantada a principios de junio, la Dirección de Control de Gestión y Desarrollo del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de Córdoba, que coordina la Unidad Provincial del Sistema Integrado de Información Agropecuaria, estimó una producción de 14.010.250 toneladas, lo que también significa una nueva marca histórica para la provincia.

La anterior data de la campaña 2006/2007, cuando se recolectaron 13.078.365 toneladas de la oleaginosa, es decir, 7,12% por debajo de la producción actual del territorio cordobés.

En todo el país
Si bien el titular del PAS, Eduardo Anchubidart, indicó que “es probable que a la fecha aún resten recolectarse lotes puntuales, retrasados por lluvias registradas en los últimos días sobre el sudeste bonaerense y centro-norte santafesino”, aclaró que “no incidirán en los resultados finales”.

“Este incremento en el volumen recolectado se encuentra en mayor medida sustentando por el crecimiento del área alcanzado durante esta campaña, que con 19 millones de hectáreas implantadas también marcó un record histórico de superficie destinada al cultivo de soja”, se explicó.

Por otra parte, el rinde medio nacional se situó en 2.950 kilos por hectárea.

“Si bien en varias regiones de significativa importancia, por su mayor contribución a la producción nacional, se han registrado rendimientos nunca antes alcanzados, la gran variabilidad de resultados obtenidos dentro de cada región bajo análisis no permitió superar el rinde medio histórico nacional”, se aclaró en el PAS.

La variabilidad de resultados es consecuencia de la interacción de diferentes factores que incidieron en la productividad de cada lote.

El informe destacó como incidencia en el desarrollo del cultivo el “manejo (del cultivo) durante el ciclo, la presencia de enfermedades, principalmente fúngicas, la condición hídrica de los cuadros y la radiación interceptada por las plantas”, entre otros.

“Analizando independientemente cada una de las regiones que conforman nuestro informe, podemos destacar que 90% de ellas registraron una significativa expansión del área destinada al cultivo de soja en las últimas dos campañas”, estimaron los técnicos de la bolsa porteña.

Por otra parte, el presente ciclo, a diferencia de la campaña previa, tuvo la ventaja de contar con un clima favorable que permitió reducir las pérdidas de superficie a cosecha, que pasaron de 1.090.000 hectáreas en la campaña 2008-2009 contra 350 mil hectáreas del ciclo que finalizó, 2009-2010.

El buen clima garantizó rendimientos medios que, juntamente con una importante superficie cosechable, permitieron alcanzar volúmenes históricos dentro de cada región bajo estudio.

En síntesis
La producción aún no activó la economía local

La megacosecha, que no abarca sólo la de la aoleaginosa sino el resto de los granos gruesos, aún no reactivó la economía real debido a los excedentes que aún posee el sector agropecuario, que les permiten a los productores comercializar rindes de campañas pasadas y acopiar en silos bolsas lo actual. Así lo había confirmado ya a Comercio y Justicia una fuente empresarial del sector de los transportistas, quien aseguró además que “en Córdoba no hay trabajo, por lo que los cerealeros se han visto obligados a trasladarse a otras provincias del país, donde sí se está mandando a puerto la producción”.

Artículos destacados