Córdoba: $2.200 millones más de coparticipación

Junto a la reducción de la deuda y el incremento de los ingresos propios, el aumento de los giros nacionales fue uno de los pilares de las cuentas públicas.

Sin dudas que 2010 quedará en la historia como un buen año para las cuentas públicas de la provincia, entre otras cosas porque se logró una reducción y refinanciación importante de la deuda y un incremento nada despreciable en los recursos tributarios de Córdoba. Pero otro elemento clave -por el peso que tienen los fondos girados por la Nación en los ingresos de la provincia- fue el importante incremento que tuvieron los fondos provenientes de la coparticipación de impuestos -sin incluir allí el fodo sojero-, pues la administración de Juan Schiaretti recibió este año casi 2.200 millones de pesos más que en 2009, un monto equivalente al costo de 5 centros cívicos como el que comenzó a construirse meses atrás.

Con los asuetos decretados para hoy -a partir del mediodía- y mañana, ayer prácticamente culminó el giro automático de recursos de la Nación hacia las provincias. De esa forma, durante diciembre se registró un incremento de 24,6% de la coparticipación recibida por Córdoba, pues llegaron 773, 5 millones de pesos, frente a los 620,6 millones recibidos en igual período de 2009. Con todos los datos de 2010 quedó evidenciado que a lo largo del año la provincia tuvo un incremento de 33,1% de los recursos girados de manera automática por la Nación: mientras a lo largo de 2009 recibió 6.522 millones de pesos, este año dispuso de 8.685 millones.

El incremento de los giros automáticos puede explicarse en parte por la inflación -que influye sobre algunos impuestos-, pero evidentemente hubo también un aumento genuino de los fondos girados, porque la suba promedio de los precios fue menor, incluso tomando los cálculos de consultoras privadas, que la ubican entre 25% y 27%.

De esa manera, Córdoba recibió casi 2.200 millones de pesos más de coparticipación este año que en 2009, y lo recibido, además, resultó 22,8% más alto que lo presupuestado por la administración de Schiaretti (7.071 millones de pesos), una cifra que ya había quedado superada en octubre, cuando aún faltaban dos meses para finalizar el año.

Para dimensionar esos 2.200 millones de pesos más que recibió la provincia puede decirse que prácticamente equivalen a 50% de las obras públicas previstas para el año próximo (4.280 millones de pesos).

Este importante aumento de los giros automáticos de Nación resultó uno de los pilares de la fortaleza de las cuentas públicas provinciales en 2010, dado que estos recursos representaron 65% de lo ingresado a las arcas públicas a lo largo del año.

Otro pilar fue el desendeudamiento a partir del ingreso al programa propuesto por la Nación, que implicó una reducción neta de la deuda de la provincia de 1.348 millones de pesos. Y otro sostén importante fue el alza de la propia recaudación provincial, que se incrementó casi 34%, según el acumulado hasta noviembre.

Artículos destacados