Con habilitación del uso de reservas, se prorrogó el Presupuesto 2010

Tras el fallido debate en el Parlamento sobre el nuevo Presupuesto, la presidenta prorrogó el anterior. Habilita el uso de reservas del BCRA para el pago de deuda pública.

El Gobierno nacional oficializó ayer la prórroga del Presupuesto 2010 para el ejercicio del año próximo, al aprobarlo mediante un decreto de necesidad y urgencia.

En el Nº 2054, publicado ayer en el Boletín Oficial, se dispone la conformación del Fondo de Desendeudamiento con hasta 7.504 millones de dólares para el pago de deuda pública de 2011, autorizando el uso de reservas monetarias.

Además, avala la emisión de Letras del Tesoro por hasta 6 mil millones de pesos y de bonos de consolidación por hasta 3.700 millones de pesos.

De esta manera, el Ejecutivo nacional garantizó las herramientas de gestión de los recursos del Estado para el año próximo, en función de su plan de gobierno.

En esa línea, el decreto publicado ayer detalla que, ante la falta de sanción legislativa, “resulta necesario y urgente incorporar diversas disposiciones incluidas en el citado proyecto de ley a fin de posibilitar la adecuada atención de distintos aspectos del funcionamiento del Estado Nacional, conforme al programa general de Gobierno”.

Política de Estado sin deuda

Según el ministro de Economía, Amado Boudou, el uso de las reservas monetarias para el pago de deuda externa “es una política financiera que ha demostrado ser muy exitosa”.

De hecho, Argentina alcanzó en noviembre pasado un superávit fiscal de 3.307 millones de pesos, 18% más que en igual mes de 2009, según informó la cartera de Economía.

En los primeros once meses del año, el ahorro primario (no incluye el pago de vencimientos de deuda) acumuló 27.285 millones de pesos. Una vez descontados todos los gastos financieros -incluidos los intereses de la deuda- el resultado siguió siendo positivo, con un saldo de 7.937 millones de pesos.

Asimismo, la política de desendeudamiento del país iniciada durante la presidencia de Néstor Kirchner consiguió reestructurar  62 mil millones de dólares en 2005 e involucró más de 70 por ciento de los acreedores.

Además, en 2005 también se deshizo del Fondo Monetario Internacional al saldar la deuda que se mantenía con el organismo.

Por su parte, a pocos días del fallecimiento de Kirchner, la presidenta Cristina Fernández renovó el compromiso de su gobierno con respecto al legado del ex presidente y aseguró que “en 2011 saldremos definitivamente del default”.

En esa línea, al negociar la deuda con el Club de París -sin intervención del FMI-, la mandataria aseguró que la ley de Presupuesto  “contempla los instrumentos necesarios para seguir garantizando el crecimiento y profundizar la política de desendeudamiento implementada por este Gobierno”.

Por otro lado, vale considerar que la prórroga del Presupuesto 2010 -ante la falta de quorum de la oposición para aprobar el nuevo programa de Gobierno- amplió los márgenes de uso discrecional de fondos por unos 40 mil millones de pesos, para el año electoral.

Artículos destacados