Buscan una salida a la caída de ventas en autos y motos

Las autoridades de los ministerios de Industria y de Economía retomarán diálogo con las automotrices y autopartistas para analizar la marcha del sector, afectado por la reducción de los despachos y las suspensiones de personal.

El Gobierno y las cámaras empresariales analizarán entre hoy y mañana la fuerte caída en la venta de motos y autos, en reuniones que representantes de ambos sectores mantendrán con funcionarios por separado.

Hoy por la mañana será el turno de las concesionarias y fabricantes de motos con técnicos de los ministerios de Industria y Economía, la Jefatura de Gabinete y la Secretaría de Comercio.

La audiencia había sido solicitada en forma urgente por la Asociación Argentina de Motovehículos (Mottos), ante la alarmante caída en las ventas.

En ese sector, la suba de los intereses bancarios causó una disminución en la solicitudes de crédito, que -junto a la desaparición de la venta en cuotas- hizo caer las ventas del sector a casi 30% en el primer bimestre del año.

En tanto, mañana el mismo equipo de técnicos más la participación de los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi, se reunirá con cámaras y dirigentes empresarios del sector automotor.

La reunión había sido convocada tras el encuentro que la Unión Industrial Argentina mantuvo con la presidenta Cristina Fernández la semana anterior. En ese encuentro analizarán la situación del mercado tras el aumento que el Gobierno dispuso en las alícuotas de impuestos internos, para los autos de alta gama y la caída de las exportaciones a Brasil.

Efecto devaluación
La devaluación generó una suba de precios en los autos, que hace que ahora no sólo serán alcanzados las unidades de alta gama sino que también deberían pagar ese gravamen algunos modelos de producción nacional.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, admitió que a pedido del ministerio de Industria el Gobierno está evaluando «cómo viene la recaudación de impuestos internos y, en líneas generales, cómo ha impactado la ley», al admitir que el Gobierno analiza su impacto en las ventas de autos. No obstante, el funcionario aclaró que «no es la AFIP la que va a tomar la decisión» sino que «se va a tomar en otro ámbito», por lo que no se descarta que si el Gobierno decide modificar la alícuota del impuesto decida hacerlo por decreto.

Tras la reunión con la UIA, el ministro de Economía, Axel Kicillof, había adelantado que en el encuentro se realizaría «un análisis pormenorizado y una conciliación de nuestras estadísticas con las del sector».

En esa oportunidad, el presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, admitió que con la aplicación del aumento a los impuestos internos «bajaron mucho las ventas», pero que solamente alcanza a «cuatro o cinco por ciento» del total de unidades comercializadas.

Durante la jornada de ayer, la empresa Renault debió paralizar sus actividades en su planta del barrio Santa Isabel debido a que Valeo, una de sus empresas proveedoras de ópticas para automóviles, no puede entregar mercadería a raíz del conflicto gremial que lleva dos semanas.

La semana pasada, la fábrica Volkswagen suspendió por cuatro días sus actividades y dio licencia, con el pago de sueldo completo, a sus operarios, debido a razones técnicas.

En baja

Según la Cámara Argentina de Concesionarios (Acara), durante febrero el patentamiento de vehículos bajó 8,45% en términos interanuales para sumar 57.967 unidades. En el primer bimestre del año la venta acumulada es de 166.683 unidades, una baja de 3,9% frente al mismo lapso de 2013.

Artículos destacados