Aumentaron sus ingresos más de 100 mil monotributistas

El comercio minorista, los profesionales y los trabajadores de oficios mejoraron su situación en el primer cuatrimestre. La AFIP anticipó que controlará los negocios

El incremento en la actividad económica y en el consumo impactó mucho en la recaudación de mayo, que alcanzó un récord histórico -impulsada también por la inflación-. Pero ese repunte también produjo que más de 100 mil monotributistas aumentaran sus ingresos, por lo cual pidieron una recategorización ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Esto reveló la mejoría que mostraron algunos sectores del comercio minorista, los ingresos de profesionales y muchos trabajadores que se dedican a oficios en forma cuentapropista.

Fue justamente el titular del organismo recaudador, Ricardo Echegaray, quien destacó ayer la “movilidad ascendente” que tuvieron en el primer cuatrimestre de 2010 los pequeños emprendimientos y comercios, al evaluar las cifras de la última recategorización del monotributo.

“Hay movilidad ascendente de los pequeños comercios, del polirrubro, del kiosco. Esto es otro dato económico positivo, así como la recaudación que fue récord”, indicó.

El funcionario explicó que cerca de dos millones y medio de contribuyentes están incluidos en el régimen de monotributo y que, gran parte de ellos, “han rotado la categoría para arriba, es decir que empiezan a facturar más, a vender más”.

Detalló que en la última recategorización, que cerró el 20 de mayo, 5% de los contribuyentes adheridos al régimen entró en ella y, entre éstos, 87% solicitó pasar a categorías mayores. En ese sentido, Echegaray opinó que “la gente común, la gente que está luchándola día a día también crece, y por eso se fue a categorías más altas de monotributo”.

Contra el enanismo fiscal

La AFIP introdujo el año pasado modificaciones al régimen del monotributo, que fueron aprobadas por el Congreso y comenzaron a regir a partir de 2010. Mediante esta reforma se elevó de 72.000 a 200.000 pesos (en la prestación de servicios) y de 144.000 a 300.000 pesos (en comercio) la facturación anual máxima para ser admitido en el monotributo. Asimismo, las nuevas escalas sufrieron incrementos de hasta 90% -en los casos de las más bajas-.

Los contribuyentes tienen la oportunidad de recategorizarse cada cuatrimestre y los plazos para ello finalizan los días 20 de los meses de mayo, septiembre y enero. Justamente, en la recategorización que se produjo tras los cambios introducidos, ocurrida el mes pasado, más de 100 mil contribuyentes en todo el país reclamaron subir de categoría, lo que les aumentará las sumas a aportar.

Echegaray anticipó ayer que para evitar el “enanismo fiscal” -la práctica de acogerse al monotributo para evitar erogaciones mayores-, “la AFIP en los próximos días cruzará información sobre la cantidad de metros cuadrados que usan para la actividad, sobre el nivel de consumo de energía eléctrica y sobre el tipo de actividad que están desempeñando”.

Más demanda laboral

La demanda de empleo por avisos clasificados en los principales diarios registró en mayo un crecimiento interanual de 32% con respecto al mismo mes del año anterior, según un estudio de la Federación Argentina de Empresas de Trabajo Temporario (Faett). De todos modos, cayó 18,5% con relación a abril.

Artículos destacados