Anticipan una posible caída en el consumo de carne

Según indicó el presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de la Carne (Ciccra), la baja podrá ocurrir en los próximos tres o cuatro meses debido a la baja del poder adquisitivo de los salarios y a la sustitución de mercados por el crecimiento de las exportaciones

El presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina (Ciccra), Miguel Schiaritti, anticipó una posible caída de las ventas de carne en el mercado interno, luego de definir -desde la SIAL de París- 2018 como “un año espectacular” para las exportaciones: el sector tiene previsto colocar 500 mil toneladas por un monto de 2.000 millones de dólares.
“Es posible que el crecimiento de las exportaciones afecte el consumo interno”, dijo el dirigente, al tiempo que explicó que esa situación podrá continuar por una demanda pujante desde el exterior y una competitividad adquirida recientemente por el tipo de cambio. Según su parecer, podrá suceder en los próximos tres o cuatro meses, cuando “el salario real muestre una caída del poder adquisitivo”.
La SIAL de París es el escaparate mundial del sector agroalimentario, que reúne a todos los productores y compradores alrededor de las grandes apuestas mundiales y revela las tendencias y las innovaciones que darán forma a la industria agroalimentaria del mañana.
Allí se encuentran Mario Verón Guerra, embajador argentino, Ulises Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), y Luis Miguel Etchevehere, secretario de Agroindustria de la Nación, y Schiaritti, entre otros.
Ayer se desarrolló la segunda jornada de la muestra que se extenderá hasta mañana y -según describieron- fue una de las más agitadas de la última década: empresas atendieron en un día a más de 40 importadores, especialmente de Europa, China, Israel y Rusia. En ese marco, Schiaritti se refirió al consumo argentino de carne y estimó que la caída puede oscilar entre tres y cinco kilos, “hasta que se recomponga, paritarias mediante, el poder adquisitivos de los trabajadores”, resumió el industrial.

Schiaritti recordó asimismo que las exportaciones de carne en lo que va del año se incrementaron casi 50% respecto de 2017, cuando los volúmenes exportados totalizaron pocos más de 1.100 millones de dólares -en la actualidad ya se acercan a los 2.000 mil millones de dólares-.
En ese mismo sentido, el presidente del IPCVA destacó la labor realizada, e indicó: “Demostramos que el trabajo de los privados y del Estado en conjunto dan resultados concretos”.
Según refirió, Argentina está por cumplir con la totalidad de la Cuota Hilton por primera vez en muchos años, y el volumen exportado se acerca a 18% del total de la carne producida.
“La apuesta del IPCVA es cada año brindar las mejores condiciones para que los exportadores argentinos hagan buenos negocios que, en el corto y mediano plazos, van a mejorar todos los eslabones de la cadena de la carne”, dijo -por su parte- Forte, quien, junto a Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes, recibieron a los empresarios en el stand de casi 800 metros cuadrados, concebido en torno a un restaurante de 30 mesas en el que los importadores pueden degustar los bifes ancho y angosto argentinos.

Artículos destacados