Analizan colocar «cepos» para restringir derroche de agua en Córdoba

La Provincia analiza poner en marcha un esquema de restricción al excesivo consumo de agua en usuarios residenciales de la ciudad de Córdoba a partir de la colocación de un implemento en el ingreso de la conexión que impida la demanda libre del insumo.
El mecanismo fue evaluado ayer en la reunión que mantuvieron autoridades de la Subsecretaría de Recursos Hídricos, junto con representantes del Ersep y de la Municipalidad de Córdoba.
En ese marco, y según indicaron a Comercio y Justicia fuentes del Ejecutivo, se instruyó a la empresa Aguas Cordobesas, concesionaria del servicio para esta capital, para que en el nuevo encuentro que mantendrán hoy, suministre información sobre la conducta de consumo de los diferentes zonales en la ciudad.
“La idea es que a los mayores consumos se les coloque un implemento en la conexión que restringa el ingreso de agua al domicilio”, reveló una fuente.
El instrumento, una suerte de “cepo”, impide el normal ingreso del insumo y es similar al que se usa en los casos de corte de servicio por falta de pago en donde sólo se permiten 50 litros por día.
Si bien la restricción no llegaría a ese punto, la idea es que se reduzca fuertemente la demanda.
De todas formas, y más allá del mecanismo que se utilice, el problema urgente radica en contar con un paraguas legal que permita ese tipo de restricción.
En ese marco, la Provincia instruyó al Ersep para que busque el mecanismo adecuado mediante una normativa que avale esa decisión.
Asimismo, se solicitó a la Municipalidad de Córdoba que estudie las ordenanzas vigentes para, dentro de ese marco, avanzar con los mayores controles posibles, siempre dentro de un contexto de marcada sequía.
De cualquier manera, por ahora está descartada la posibilidad de cortes rotativos en el marco de una emergencia hídrica, tal como ayer se resolvió en la zona de Sierras Chicas. (ver página 14).
En capital, hay instalados casi 50 mil medidores.

Artículos destacados