Aglomeraciones en súper e híper ante posible restricción de circulación

Miles de personas concurrieron este fin de semana y particularmente ayer a súper e hipermercados de Córdoba para “stockearse” de diferentes productos entre alimentos y elementos de higiene y sanidad luego que por la mañana trascendiera que el Gobierno nacional dispondría una cuarentena de 10 días a la mayoría de la población para evitar el contagio masivo del coronavirus.
Luego, ya por la noche, el presidente Alberto Fernández descartó una medida drástica precisamente porque un parate generalizado causaría que no se pudieran reponer stocks de productos básicos al tiempo que la decisión generaría un quiebre económico para el país (ver pág. 2A).
Como fuere, conocida la posibilidad, hubo una gran demanda que generó largas colas de personas que buscaban cubrirse con productos ante un eventual desabastecimiento o bien el eventual cierre de los centros de compra.
Así como en esas superficies comerciales hubo una inusitada demanda para la época del mes, en otros puntos prácticamente no hubo movimiento, por ejemplo en los shoppings.
De hecho, ayer, Fernández pidió a la población en general que se abstenga de salir a lugares con amplia concurrencia para evitar un contagio acelerado y masivo del virus.
También se refirió al tema de la fuerte demanda y de eventuales subas de precios de determinados productos.
“La Argentina de los vivos se terminó; yo aviso para que nadie se pase de vivo”, aseveró el mandatario, quien llamó a la gente a “no tener temor al desabastecimiento o al potencial cierre de negocios porque no es lo que se está previendo” entre las medidas para frenar el avance de la enfermedad.
Además, Fernández sostuvo que, frente a las denuncias de aumentos de precios en el marco de la actual situación, “ya está trabajando (el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías) Kulfas con la Secretaría de Comercio”.

Artículos destacados