AEA y CAC se oponen al sistema financiero como “servicio público”

Consultados por la Cámara Baja, disintieron con algunos de los proyectos de reforma a la Ley de Entidades Financieras que están en el Congreso.

Apenas iniciadas en Diputados las rondas de consultas por los proyectos de reforma a la actual Ley de Entidades Financieras -sancionada en 1977, bajo la conducción económica de José Martínez de Hoz-, comenzaron a plasmarse las dificultades que implicará un cambio de esta normativa: varias de las principales entidades empresariales del país expresaron su oposición a una de las principales propuestas -la del banquero Carlos Heller-, pues entienden que el sistema financiero no puede concebirse como un “servicio público”.

Empresarios de la Unión Industria Argentina (UIA), la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) fueron recibidos ayer por la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, en el marco de las reuniones para el análisis de los proyectos, de las que ya participaron las organizaciones de consumidores y representantes de pequeñas y medianas empresas. El encuentro fue encabezado por los diputados Alfonso Prat Gay y Carlos Heller, presidente y vicepresidente de la comisión.

Si bien los empresarios expresaron su acuerdo general con revisar la normativa vigente para el sistema financiero, criticaron algunos de los puntos nodales de los proyectos presentados.

El vicepresidente segundo de la CAC, Alberto Grimoldi, se manifestó a favor “del objetivo general de promover el desarrollo del sistema financiero de manera que permita movilizar los ahorros de la población para financiar la inversión productiva, la ampliación de infraestructura social y el consumo”. No obstante, indicó que hay puntos de las propuestas “que generan dudas” en los comerciantes y explicó: “No creemos conveniente declararlo servicio público porque esto reduciría la confianza del público en el sistema financiero y consecuentemente habría menos depósitos y consecuentemente menos créditos”.

En el mismo sentido se manifestó  Jaime Campos, titular de la AEA, una entidad que agrupa a las empresas más grandes del país. Criticó “el alto costo del capital, que es un cuello de botella para la inversión” y aseguró que “no hay país con salarios altos que tenga costo de capital alto”.

Y coincidió con Grimoldi en que “no es conveniente declarar la actividad financiera como servicio público, como una concesión del Estado” y apostó a “que se regule el mercado financiero con una supervisión eficiente”.

Por su parte Héctor Méndez, presidente de la UIA, sostuvo que el proyecto “es beneficioso” y valoró la posibilidad de ser consultado por los diputados. “Es una señal clara de que se va a consensuar”, consideró.

Turno de los bancos

En el marco de las rondas de consultas que están llevando adelante los diputados para escuchar las opiniones de los diversos sectores sobre los proyectos de reforma a la Ley de Entidades Financieras, la próxima semana  será el turno de las asociaciones que representan a los bancos. Por ahora, no hay perspectivas de que pueda tratarse prontamente en el recinto.

Artículos destacados