Advierten sobre baja en la intención de siembra de maíz

Una combinación de factores negativos condiciona la siembra de maíz en la próxima campaña 2009/2010, según destacó el Movimiento de empresarios agropecuarios CREA.
“La intervención oficial y los bajos precios del cereal lo ponen en gran desventaja frente a la siembra de soja”, destacaron los especialistas en un informe.
“El resultado económico esperado con los precios vigentes durante mayo y la primera quincena de junio es poco alentador, ya que persiste la intervención oficial en los mercados y hay poca humedad para la implantación”, explicaron.
En ese sentido, advirtieron que, “si no se producen incrementos de precios genuinos en las próximas semanas, caerá la intención de siembra del ciclo 2009/10 porque los números de bolsillo favorecen la soja sobre el maíz”.

Factores

Según cálculos de la Unidad de Investigación y Desarrollo del Movimiento CREA, el costo de implantación de una hectárea de maíz duplica prácticamente el de la soja. “Ello supone mayor capital arriesgado por hectárea en un año en que ese insumo es crítico por los bajos rindes de la campaña anterior”, indicaron. Asimismo, otro factor que influye es la escasez de lluvias, que complica la recarga de los perfiles e incrementa el riesgo del cultivo. “En ese sentido, la fecha de siembra más tardía de la soja da mayores posibilidades de captar las lluvias primaverales que se desencadenarían como efecto de ‘El Niño’, según lo que pronostican los meteorólogos”.
Por otro lado, la continua baja de precios de los insumos genera una postergación de las compras, lo que favorece la siembra de cultivos tardíos como es el caso de la soja.

Cuestión de ROE

Sin embargo, la mayor incertidumbre para CREA radica en el tratamiento que tendrá el cereal en materia de exportación.
“En la campaña 2008/09 solamente se otorgaron ROE por seis millones de toneladas; 4,5 millones a mediados de febrero y 1,5 millones el 20 de abril. Luego se interrumpieron las ventas externas y los precios se derrumbaron”.
Este comportamiento y la sequía determinaron, según los espcialistas, que la Argentina pierda el segundo puesto como exportador en el ranking mundial (a favor de Brasil), lo que “provocó graves pérdidas económicas al país y a los productores afectados por los bajos precios y magros rindes”.
Finalmente, advirtieron que “si no se revierte la actual intervención del mercado y los bajos precios, el país continuará perdiendo posiciones, a la vez que se seguirá perjudicando a los productores sin beneficiar a los consumidores”.

Artículos destacados