Advierten de que la salida de la recesión será larga y que el PIB caerá 2,5% este año

GUSTAVO REYES. El economista consideró que aumentan las posibilidades de una nueva crisis.

Según el Ieral, la actividad económica registra en la actualidad una contracción de 1% y, si bien el economista Gustavo Reyes considera posible revertir la realidad mediante un plan de estabilización, considera poco probable que se lleve a la práctica debido al contexto electoral.

El investigador jefe del Ieral Cuyo, Gustavo Reyes, proyectó que la actividad económica cerrará el año con una contracción de entre 2 y 2,5%, “según la resolución del conflicto del default”. Lo dijo ayer en el marco de un nuevo almuerzo de la Fundación Mediterránea, en donde disertó sobre las perspectivas económicas de Argentina.

“El 2014 terminará siendo recesivo y no hay grandes chances de crecimiento para 2015”, indicó el economista, al tiempo que agregó que el año que viene también estaría ausente uno de los pocos motores activos del 2014: la cosecha de soja, que “podría ser afectada negativamente por la actual caída en los precios futuros”.

“La recesión comenzó en realidad el año pasado”, indicó. “Este año, hasta ahora, cayó uno por ciento, pero terminaría con una baja de entre dos y 2,5%, según la resolución del conflicto del default”, agregó.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Al hacer referencia a los indicadores que causan la contracción en la actividad, el economista mencionó: “Cae el consumo porque cae el salario, porque cae el empleo y porque caen los créditos. También hay retracción en la demanda agregada de la mano de la baja en el comercio exterior, tanto importaciones como exportaciones, y la baja en las inversiones”. Asimismo, mencionó que en 2015 los principales motores de la demanda probablemente continúen débiles (consumo, inversión y exportaciones).

Sobre el tema, Reyes explicó que la dificultad para sortear el proceso recesivo está relacionada con la política fiscal y monetaria expansiva que se lleva adelante (aumento del déficit fiscal y de la emisión monetaria), y con la política cambiaria que extiende la brecha entre el tipo de cambio oficial y el “blue”.

¿Por qué va a ser difícil revertir la recesión? Porque hay que tener financiamiento y Argentina no lo tiene; porque las políticas antirecesivas funcionan cuando las expectativas de inflación son bajas y no es el caso de nuestro país; y porque esas políticas funcionan cuando la devaluación que se aplica no se traslada rápidamente a precios y tampoco es el caso de la Argentina actual”, explicó el economista.

Fondos buitres
En otro tramo de su análisis respecto de la coyuntura y el corto plazo, Reyes consideró clave que en algún momento se resuelva el problema de los fondos buitres “para poder afrontar la deuda que vence en 2015 y no profundizar más los peligros del escenario macro previos”, es decir, aquellos relacionados con la inflación, la falta de confianza y la falta de inversiones, entre otros inconvenientes.

Sin embargo, el economista indicó que aun asumiendo un arreglo con los fondos buitres en 2015, “no es esperable que el acceso a los mercados de capitales alcance para financiar todas las necesidades fiscales de Argentina”.

“Combo emisión, inflación y presiones cambiarias se mantiene y/o agudiza dependiendo de la dinámica externa, acceso al financiamiento externo y performance cuentas públicas”, consideró Reyes. “El escenario base para 2015 es uno en el que no hay arreglo con los buitres, se da un proceso de default largo que impide el acceso a financiamiento externo; se profundizan todos los peligros mencionados y aumenta claramente la posibilidad de una nueva crisis”, concluyó.

Ley de Abastecimiento
Titular de la Mediterránea criticó el proyecto

El titular de la Fundación Mediterránea, Martín Amengual, volvió a ser crítico a la hora de dar inicio al almuerzo de la entidad. En este caso, se refirió a que las empresas vienen “sufriendo un daño silencioso a la producción. Las inversiones se han detenido, postergado o, peor aún, se han anulado”. Y mencionó otro de los proyectos polémicos del Ejecutivo, de cuyo debate se encarga el Congreso. “Nadie se va a animar a decir ‘no voy a hacer tal o cual cosa por la Ley de Abastecimiento’, pero todos sabemos que seguramente será así”. En ese sentido, consideró que los funcionarios nacionales “no entienden cómo funcionan los estímulos a la producción”.

Finalmente, haciendo uso de una frase del filósofo José Ortega y Gasset, volvió a mencionar la pobreza y la necesidad de generar más empleo privado formal: “Los argentinos viven en una permanente disociación entre la imagen que ellos mismos creen que tienen y la realidad. Un 26% de pobreza en nuestro país es una inmoralidad o, como mínimo, económicamente estúpido”.

Artículos destacados