Home  >   Bienes y Servicios   >   Las organizaciones y las empresas tenemos el compromiso y la responsabilidad de avanzar con el proyecto de un país inclusivo

Las organizaciones y las empresas tenemos el compromiso y la responsabilidad de avanzar con el proyecto de un país inclusivo

Natali Barenboim – Responsable de RSE y Sustentabilidad de Garbarino

La inclusión no es sólo un concepto ni una postura de moda. Cada vez son más las empresas que se suman a esta iniciativa, acompañadas de diversas organizaciones que tienen la tarea de promover las practicas de bienes públicos. Sin embargo, para ello, es necesario contar con la información y la enseñanza necesaria en estos temas si el objetivo es alcanzar mejores resultados para las sociedad y el medio ambiente.

Para lograr la concientización y el compromiso de las empresas en generar bienes públicos es primordial la educación en estos aspectos. “Permite un acceso igual para todos y porque facilita la convivencia social, el desarrollo del país y, por lo tanto, fortalece la democracia. No cabe duda, que el derecho a la educación es un bien público porque es de todos y para todos, que compromete como deber a toda la sociedad; al Estado como organización de la sociedad y a cada uno de los gobiernos como a las organizaciones sociales y al sector privado”, asegura Natali Barenboim, Responsable de RSE y Sustentabilidad de Garbarino, quien además es parte del panel educativo en la jornada de IARSE.

– ¿Cómo se llevaría a cabo buena educación en los diferentes  sectores y actores de la sociedad para lograr construir, mejorar  y fortalecer los bienes públicos?
– Dando el ejemplo. Gestionando iniciativas de “excelencia educativa” como lo hacemos en Garbarino. Desde la empresa creamos y fortalecemos los bienes públicos transfiriendo nuestro “know-how”, buenas prácticas y liderazgo en favor del bien común.

Nuestra empresa desde hace tres años ha cambiado su metodología de trabajo para enfocarse a una política más sustentable. Para ello, hemos generado diversos programas de contribución social con un compromiso cada vez mayor para generar bienes públicos.

– ¿Cómo está conformado el área de Sustentabilidad en Garbarino?
– Desde 2015 existe en Garbarino un área específica de RSE y sustentabilidad en la estructura organizacional. Depende directamente de la presidencia de la empresa y tiene como función cumplir con los objetivos programáticos y monitorear la gestión de las iniciativas.

El área está constituida por un equipo de profesionales internos y externos con competencias y trayectorias en los rubros de planificación estratégica, gestión de iniciativas sociales/ambientales y comunicación social.
Además, trabaja en forma transversal para las diferentes unidades de negocio del grupo Garbarino. Adicionalmente, cada unidad de negocio tiene un “embajador” del área de sustentabilidad, cuyo rol es hacer de puente entre la estrategia de sustentabilidad general y la del negocio particular.

– Para el desarrollo de una gestión sustentable, ¿cuáles son los compromisos específicos que asume la empresa, de acuerdo a los temas que considera relevantes y prioritarios?
– En Garbarino creemos firmemente que lo que hacemos es tan importante como la manera en la que lo hacemos. Por eso, desarrollamos un modelo de crecimiento de la empresa que sea socialmente responsable en la forma en que producimos y consumimos. Es decir, el modelo tiene como base un compromiso y un desafío: nuestro éxito económico estará asociado a nuestro aporte al desarrollo socio-ambiental de las comunidades donde estamos.

Queremos transformar la forma en que trabajamos en Grupo Garbarino y continuar manteniendo la “esencia” Garbarino. Estamos generando un cambio importante apoyándonos en nuestros equipos y en nuestra presencia en todo el país, nuestra visibilidad y nuestra influencia para contribuir a que todos vivamos mejor. Con ese propósito, hemos definido una estrategia focalizada en tres ejes de trabajo. Primero en reducir el impacto ambiental de las operaciones. El segundo es consolidar una cultura organizacional solidaria. Y el tercer eje de trabajo es ser fuente de desarrollo local sustentable en los lugares donde la empresa está presente en el país.

– ¿Qué programas se desarrollan para estos compromisos?
– En función de estos tres ejes se implementó un menú programático que incluyen programas tales como: Compromiso Energético, Recuperación y Reciclado de RAEE, TecMujer, TecNiño, Eco-Garba, NaviDAR y Buenos Vecinos.

– ¿Cómo visualiza la actualidad argentina en cuestión de Sustentabilidad?
– Consideramos que hay un esfuerzo importante proveniente de diferentes sectores: del Gobierno nacional y provincial, el sector privado, los organismos internacionales y las organizaciones sociales. Como en todo proceso de inversión, los resultados son a mediano y largo plazo. Esperemos que en el futuro cercano se vea el esfuerzo realizado para reducir el impacto socio ambiental y mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

– ¿Qué reflexión quiere transmitir en este encuentro Regional IARSE?
Las organizaciones y las empresas particularmente tenemos un compromiso y una responsabilidad por hacer avanzar un proyecto de país inclusivo. En ese sentido, consideramos que cada sector, y cada organización debería transferir sus conocimientos, habilidades, “know- how” y aquello que lo hizo ser una empresa exitosa a la sociedad con programas nacionales que reduzcan de una vez y para siempre la inequidad en el acceso a bienes públicos. Esto es lo que desde el Grupo Garbarino nos proponemos en cada programa que lanzamos.

Una buena ilustración es TecMujer que estamos presentando en estas jornadas. Una iniciativa que favorece el acceso a las tecnologías de todas las mujeres que trabajan en organizaciones sociales que luchan por los derechos de la mujer. Hemos donado computadoras a cada una de las organizaciones (110 en total) y hemos entrenado y capacitado en tecnologías a las mujeres que forman parte de esas organizaciones (400 mujeres de todas las edades) en distintas provincias de nuestro país.

– Al respecto, en estos últimos tiempos, la mujer ocupa un rol cada vez más importante en el desarrollo socio-cultural, ¿Cómo se siente ser protagonista de esta nueva etapa?
– Si la mujer ocupa un rol cada vez más protagónico en el desarrollo socio-cultural en nuestro país, es aún muy temprano para decirlo. Por el momento, ha avanzado la visibilidad y la concientización social sobre el tema, que son elementos fundamentales para un cambio sustentable en el rol social de las mujeres. Pero, aún falta un largo recorrido para cambiar en las estructuras organizativas en el sector privado, público, medios y organizaciones sociales. El enorme desafío es justamente poder pasar de los movimientos sociales en las calles, los grandes discursos y compromisos, a la realidad. Es decir, a la apropiación de nuevos roles de poder y de gestión de las mujeres en la vida de todos los días.

– Por su trayectoria y compromiso en el área, ¿como se imagina un futuro más sustentable?
– Un futuro más sustentable podrá ser posible de la mano de nuevas formas de producción, de diseño, de consumo y de colaboración entre sectores. En ese sentido, hay que desarrollar un mercado más virtuoso con incentivos claros y marcos organizativos que faciliten la transparencia hacia la sociedad. Hace falta una gran y profunda conversación con los consumidores que no son ni más ni menos que nuestros vecinos, nuestros empleados, nuestra cadena de valor. Nosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *